River es eliminado y la Copa se queda sin su último campeón

El cuadro Millonario ganó 1-0 y estuvo cerca de la hazaña, pero la derrota por 2-0 en la ida lo deja fuera en octavos. La primera gran sorpresa de la Copa.

La Copa Libertadores se queda sin su campeón vigente. River Plate no pudo recuperarse de la derrota en la ida en Ecuador por 2-0, y este miércoles se despidió del certamen que conquistó el año pasado, tras vencer por sólo 1-0 a Independiente del Valle. 

No le alcanzó al equipo argentino, que estuvo cerca de la hazaña en Buenos Aires, pero le faltó la cuota de suerte. Se generó las mejores ocasiones, dominó a su rival de principio a final, pero toda la noche se encontró ante un Liber Azcona, que fue la gran figura de un equipo ecuatoriano que hace historia con su paso a cuartos de final.

River apeló desde el principio a llevarse por delante el rival, mostrar la chapa de equipo grande y hacer respetar el escenario, sin embargo, se encontró siempre ante un portero ecuatoriano que ganó todos los duelos en el primer tiempo. Los disparos de D’Alessandro y Ponzio, los intentos por los costados, al final, todo llegaba a sus manos.

Pese a ello, el equipo de Marcelo Gallardo no bajó su nivel, ni la intensidad en el comienzo del complemento: en menos de cinco minutos tuvo un tiro libre de D’Alessandro y un cabezazo de Mercado que pegó en el vertical, y que dejaban en claro que el guión no cambiaría mucho hasta el final.

Así fue. A ese inicio encendido se sumaron después, un cabezazo de Alario y un zurdazo de D’ Alessandro que dieron en el travesaño, y parecía que gol llegaba en cualquier momento, pero Azcona se encargó una y otra vez de evitarlo. Cuando no era él, fue la suerte.

La sensanción de que no había forma de meterle un gol al portero comenzaba a contagiar a todos en el Monumental, pero a 10 minutos del final, Lucas Alario lo logró: metió el 1 a 0 y convirtió el final en un duelo que se jugó sólo en el área de los ecuatorianos.

Ahí River se generó una situación detrás de la otra pero por falta de puntería o por los reflejos del arquero no logró convertir. Podríamos decir que faltó tiempo, pero hay noches en que todo lo que va podría salir mal, sale mal, y esta fue una de ellas.

La Copa Libertadores tendrá un nuevo campeón. 

ÍTALO MORALES – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *