‘Pecoso’ regresa al estadio de Racing al que silenció en 2003

El técnico del Deportivo Cali se alista para enfrentar a los argentinos en El Cilindro de Avellaneda donde los eliminó por penales hace trece años en octavos de final.

La vivió y puede contarla. Silenciar un estadio argentino por una eliminación en Copa Libertadores es para pocos. Fernando Castro está en esa lista. Dejó de rodillas a El Cilindro, el estadio de Avellaneda al que vuelve este jueves con el Deportivo Cali. Lo hizo con otra camiseta. La del América con la que dejó afuera a ese Racing invicto en los octavos del torneo de 2003.La definición por penales (6-5) en el arco que da a La Guardia Imperial, la barra del local, lo inscribió en ese grupo.

“Esa es la experiencia de uno, que ya haya venido aquí muchas veces. Eliminé a Racing y clasifiqué a cuartos de final. Yo hice un buen trabajo con jugadores jóvenes”, le dijo el DT a AS Colombia desde Argentina.

La nómina de ese conjunto americano era juvenilpero con más horas de vuelo internacional. Zapata; Bustos, Tierradentro, Asprilla, Virviescas; Vargas, Banguero, Ferreira, Castillo; Cifuentes y Vásquez, dieron el golpe.

Ahora regresa con un plantel de jugadores entre los 18 y los 20 años: Luis Hurtado, Helibelton Palacios, John Lucumí, Kevin Balanta, Carlos Rentería, Andrés Roa y Mateo Casierra.

“Tienen que ir de la mano de los hombres de experiencia. Ellos a veces juegan solo con la condición técnica pero se les olvida lo táctico, se les olvida que porque van ganado hay que defender. Por eso van acompañados de los tres más grandes”, agregó Castro.

La campaña en los tres primeros partidos de esta Libertadores tiene al Cali último del Grupo 3 con dos puntos. Suma dos empates en casa y una derrota que lo dejó con diferencia de gol negativa. Cayó 5-0 con Bolívar en La Paz. Su recuperación debe iniciarla ante los albicelestes que confirmaron que tendrán en ataque a Lisandro López, Gustavo Bou y Diego Milito.

“No me preocupa ser visitante. Mientras uno esté tranquilo en la cancha, el público es el que disfruta. Siempre hemos jugado un 4-2-2-2, por momentos se cambia a 4-3-1-2 y el equipo no cambia en cuanto a funcionamiento. Me parece más ofensivo porque esos tres volantes de marca me tienen que salir mucho más, los de los costados al ataque. Todo depende del rival”, explicó.

En la última práctica que tuvo en el predio de juveniles en Avellaneda, el entrenador evitó dar la nómina. La falta un nombre que debe confirmar con el médico del club.

“Yo no acostumbro mucho a la rotación. Lo que quiero es atacar”, fue lo único que anticipó.

Trece años después Fernando volverá a pisar El Cilindro. Una cancha de la que escapó ileso. No se lo contaron. Lo hizo. 

Enrique Delgado

ENRIQUE DELGADO – as.com

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *