“No veo a Zidane capaz de hacer campeón al Real Madrid”

Fue una gran promesa de la cantera blanca a principios de los 80. Sin embargo, tuvo que labrarse un futuro lejos de Chamartín. En el Sporting no tuvo suerte con las lesiones.

—¿Sigue al Real Madrid y al Sporting con la misma intensidad de siempre?

—Como estoy en Gijón, sigo más al Sporting, al que quiero como el que más porque soy muy crítico. Este club no debería estar donde está. Es lamentable que haya llegado a estar al borde de la desaparición cuando es una entidad para estar de mitad de tabla hacia arriba en Primera, con las instalaciones que tiene y la cantera que maneja. Pero se han hecho muy mal las cosas en los últimos 20 años.

—¿Y el Madrid?

—También soy crítico con la situación actual. Creo que no tiene tanta plantilla como se cree. Tiene un equipo descompensado, con mucho potencial ofensivo, pero con poco trabajo y poca calidad en la creación. Kroos no me gusta. Isco tampoco me convence. El único que creo que es indispensable e insustituible es Modric. La mejor línea, sin lugar a dudas, es la delantera.

—¿Se puede dar el domingo en el Bernabéu una sorpresa como sucedió en El Molinón en la primera jornada?

—No. Así de claro. Ojalá se diera para el Sporting, pero al equipo de Abelardo le cuesta muchísimo ahora ganar o arrancar puntos. Tiene que dar el 200 por cien y tendría que tener un mal día el rival. Ahora bien, hay que decir bien alto que este Sporting tiene un mérito enorme. Lo mejor en Gijón son sus futbolistas y el cuerpo técnico de la primera plantilla. Hay que ponerles un monumento porque han sido los salvadores de la institución.

—¿Ve a Zidane capaz de hacer campeón al Madrid esta temporada?

—No. Zidane puede mejorar la relación con los futbolistas, parcela que entiende mejor que Benítez. Pero le faltan tablas en la dirección técnica. A día de hoy dos equipos están por encima, el Atlético de Madrid y el Barcelona. Esos equipos tienen dos jugadores de garantías por puesto. No veo al Madrid campeón. Echo de menos a un Khedira trabajando en el medio campo, a algún central que les haga sombra a Ramos y a Pepe, a unos laterales de verdad. No lo veo campeón a este equipo.

—¿Y con Benítez hubiera aspirado el equipo blanco a algún título en esta campaña?

—No. Era necesario el relevo porque el ambiente en el equipo era insostenible, según me han contado en Madrid. Tenía que haber un cambio. Era lo mejor.

—¿Podrá Abelardo salvar al Sporting?

—Le va a costar. Estará en la pomada porque hay cinco o seis equipos que estarán en la misma lucha hasta el último minuto. Pero el Sporting es el que menos plantilla tiene.

—Pasa el tiempo. ¿Quedan menos recuerdos de sus años en activo o los mismos, sobre todo de su formación y paso por el Real Madrid?

—Sigo anclado en aquella temporada 83-84, en la que pienso que no me dieron todas las oportunidades que pienso que merecía y que tuvieron otros. Alguien decidió que me fuera al final de la temporada y luego llegaron las dos campañas en el Sporting, donde sumé hasta ocho meses sin poder jugar por lesiones. En aquellos momentos, hasta la cabeza me quedó mal por todo lo que viví y que me pareció muy injusto.

—¿La victoria en el Camp Nou en octubre del 83 sigue siendo su mejor recuerdo?

Por supuesto. Recuerdo aquel 1-2 ante un Barça sin Maradona ni Schuster, pero donde dos debutantes en esos partidos, como Chendo y yo, dimos un nivel altísimo. En aquel Madrid había un pedazo de futbolista, con un nivel increíble, al que podríamos comparar al Xavi Hernández de estos años, Juan Lozano. Después de aquel triunfo, el Madrid tardó dos décadas en volver a ganar en Barcelona.

 

J. R. RODRÍGUEZ

Compartir