Nadal abre contra Verdasco

No se cruzaría con Djokovic hasta la final y el serbio afrontaría a Federer en semifinales. En chicas se vislumbra un Serena-Sharapova en cuartos.

Por esta vez, Rafael Nadal carece de motivos para quejarse del sorteo del cuadro del Abierto Australiano. Abriendo la llave de abajo del cuadro, Rafa abre con Fernando Verdasco (su más reciente pareja de dobles), al que ha ganado en 15 de 17 cruces y, sobre todo, queda anulada hasta la eventual final la posibilidad de un choque directo con el tren expreso que atiende por Novak Djokovic, que se dirige hacia unos cuartos con Kei Nishikori como prólogo de una probable lujosa semifinal con Roger Federer. En 2009, Nadal y Verdasco disputaron una apasionante semifinal en Melbourne, que Rafa resolvió a su favor en más de cinco horas… la víspera de alzar ante un lloroso Federer su único título en Melbourne Park.

De superar a Verdasco (que juega bien en Melbourne y que venció a Rafa en 2015 en Miami, en su último cruce hasta hoy en pista dura, atención), Nadal iría probablemente a un cuarto de final con Wawrinka, en el primer choque entre ambos en Australia… desde la célebre y accidentada final de 2014, donde cedió la espalda de Rafa.

Para semifinales (siempre hablamos en utopía) quedaría un Andy Murray bastante pendiente del avanzado embarazo de su esposa, Kim. Incluso un rival tan complicado como es Tomas Berdych en Melbourne (donde eliminó a Nadal en cuartos de 2015), se ubica en la parte de arriba, rumbo a unos cuartos de final con Federer. Ferrer navega también por la parte baja, la misma de Nadal, con Murray en la lontananza de los cuartos.

En chicas, Garbiñe Muguruza -que lleva una semana entrenándose y cuidandose el pie en Melbourne- repite la suerte de Nadal, y esquiva no solo a Serena, sino también a Maria Sharapova, a quien Garbiñe no ha ganado hasta ahora. Serena y Sharapova se cruzarían en cuartos. Antes, entre octavos y cuartos, y por esa misma zona, Carla Suárez se manejaría entre Petra Kvitova y la sutil Agnieszka Radwanska. De llegar a cuartos, lo probable es que Muguruza (que solo ha disputado un set en 2016, ante Lepchenko en Brisbane, antes de abandonar por fascitis) se las tuviera que ver con la dura Angelique Kerber, de paso para una semifinal con la rumana Simona Halep, segunda jugadora mundial, por cuya zona se mueve Venus Williams. Pero todo esto son teorías… que tocará confirmar a partir de la madrugada española del lunes, en Melbourne Park.

 

Alejandro Delmás
Compartir