Los Caimanes solo dejó deudas en Lorica

Cortesia: Meridiano de Cordoba

Los loriqueros esperan que el béisbol profesional sea una alternativa propia de la ciudad.

La dirigencia deportiva de Lorica quedó inconforme porque al municipio solo le quedaron deudas con el equipo Caimanes de Barranquilla, que utilizó el Estadio 3 de Mayo como sede de los pasados juegos del Béisbol Profesional colombiano.

En la ciudad se especuló que miembros de Caimanes se habían llevado las luminarias del escenario, porque supuestamente las habían traído de Barranquilla para iluminar el campo de juego, pero eso fue desmentido por la Administración Municipal, pues las luces son las que ha mantenido siempre el escenario y permanecen instaladas.

El equipo solo se llevó sus gomas de lanzar y colchonetas, entre otros equipos y utensilios de entrenamiento de su propiedad.

Sin embargo, sí es cierto que quedó una deuda superior a los 12 millones de pesos de los servicios de acueducto y energía eléctrica, consumidos durante la temporada que tardó más de tres meses.

La afición de Lorica respondió a cada uno de los compromisos de Caimanes, que dejó el camino abierto, según los loriqueros, para tener un equipo propio.

Lorica ganó a medias

Muchos loriqueros aseguran que el municipio no ganó nada ni le quedó nada con la traída del equipo a la ciudad, pero otros dicen que la diversión fue importante y del agrado de centenares de amantes del deporte de la pelota caliente.

Además, generó más de 100 empleos, entre formales e informales, y dejó acondicionado, por fin, el gramado del terreno del escenario en el que la Alcaldía y la Gobernación de Córdoba habían hecho millonarias inversiones y no habían podido solucionar el problema de los altibajos que quedaron desde que se construyó el escenario en el año 2012.

No cumplió

Carlos Balcázar, gerente del equipo de Caimanes de Barranquilla, se comprometió con el pueblo de Lorica a mejorar el sistema de riego del 3 de Mayo, debido a que no es el mejor, pero no cumplió, pues «al escenario nunca se le hizo ningún mantenimiento», argumentó la dirigencia.

Compartir