Argentina silencia el Nacional

Argentina sufrió para ganarle a Chile. Abrió el marcador Gutierrez, pero la albiceleste se sobrepuso con goles de Di Maria y Mercado. Un Messi estelar, fue la figura del encuentro.

La albiceleste sumó tres puntos de oro y le ganó a Chile un partido que por momentos pudo haber perdido. El equipo de Martino no jugó bien, y pese a conseguir la victoria en el primer tiempo acabó el partido mirando el reloj y sufriendo los ataques de un Chile que mereció el empate. El equipo de Martino sigue sin encontrar una identidad de juego. Y aunque Messi fue la figura, sufrió la falta de socios en la creación. Y tuvo que colaboarar en muchos pasajes en la recuperación de la pelota.

Martino alineó a tres cincos y nunca controló el juego en el medio campo.

Chile había inquietado desde el comienzo del partido, con un Alexis Sanchez indescifrable. A las espaldas de los mediocampistas argentinos lastimaba con Orellana. Sin posicione fijas La Roja era la dueño del balón. Abría la cancha, ejercía la presión desde lo posicional y con la circulación de la pelota con un Alexis escuridizo encontraba los espacios a las espaldas de Biglia y Kranevitter para llegar con peligro al área argentina, y superaba a Otamendi con facilidad. Sufrió la lesión de Matias Fernandez a los diez minutos y más tarde la de Marcelo Diaz, pero el equipo se las ingenió para no sentir sus asusencias.

A los diez minutos un tiro de esquina terminó en el primer gol de Chile. Felipe Gutierrez saltó solo, sin marca y colocó la pelota en el poste izquierdo del arco de Romero.

El juego de la albiceleste no aparecía. Pero reaccionó Messi. Y se metió en el partido y en la primera pelota que robó condujo el balón con su zurda, recorrió desde su área hasta el área rival, una genialidad, y consguió abrirle la pelota a Di Maria quien de zurda sacó un remate que se fue desviado por encima del larguero. Fue el inicio de la recuperación del equipo de Martino.

Porque a partir de entonces, el mejor jugador del mundo se adueñó de la pelota y motorizó los ataques de la Argentina. Y potenció a sus compañeros de ataque.

Y el gol del empate de Argentina llegó de un error en la salida de Chile desde el fondo, a los dieciocho minutos. El Kun Aguero aguantó la pelota, buscó la descarga en Banega y este la condujo hasta la posición de Di Maria que sacó el el remate fuerte al segundo palo de Bravo para poner la igualdad.

Y minutos después llegó el gol d ela victoria de la albiceleste. Messi luchó entre los defensores chilenos para meter la pelota en el área, la capturó el Kun que se giró incómodo para darle la pelota a Mercado que entraba ala carrera y consguía patear la pelota y colocarla en la red.

Con el segundo gol de la albiceleste el partido se emparejó. La presión de Chile obligó a Messi a participar en la recuperación de la pelota, y el mejor jugador del mundo debió incluso bajar para cubrir los espacios que encontraba la roja en el mediocampo. Pero el equipo de Pizzi siguió intentando encontrar la igualdad y tuvo un tiro libre terminó en la chance de Gutierrez de sacar el remate pero que atajó Romero.

En la segunda parte, Chile salió dispuesto a buscar el empate. Tenía vertigo pero no la precision de los primeros minutos. Y Argentina retrocedía mal y sufría los contrataques de La Roja.

El partido se hizo intenso y de ida y vuelta, pero se fue ensuciando con las acciones de falta. Y Orellana tuvo su chance de poner el empate. También un desborde de Bousejeur fue bien interpretado por Alexis, que sacó el remate que pudo ser el gol del empate.

Lo tuvo el Kun Aguero antes de ser reemplazado por Higuain. También ingresó Augusto Fernandez en reemplazo de Ever Banega para darle mayor equilibrio al mediocampo. Pero no lo consiguió. Todos los rebotes terminaban en los pies de los jugadores chilenos, y la albiceleste sufrió los embates de los recien ingresados Pinilla y la buena sociedad que generaban con Silva, Alexis y Orellana.

Las dos selecciones vuelven a campo el martes 29 de marzo para nuevos encuentros de eliminatorias. Argentina recibe a Bolivia en Córdoba y Chile se va a Barinas, en Venezuela, enfrentarse al seleccionado local.

Compartir