Todos contra BMW Andretti y Techeetah en Marrakech

La victoria del luso Da Costa y la exhibición, pese a las sanciones de los pilotos del equipo chino asociado con DS, les colocan como favoritos en Marruecos

Situado en el distrito de Agdal, el circuito internacional Moulay El Hassan ofrece impresionantes vistas de las montañas del Atlas y la muralla de la ciudad de Marrakech. Un lugar emblemático que el sábado (16:00 horas y retransmitido por ‘as.com’) acogerá la segunda cita de la quinta temporada del certamen eléctrico de la FIA. Marruecos, que ya ha celebrado dos ePrix del campeonato que dirige Alejandro Agag, toma el testigo del estreno de Arabia Saudi a mediados de diciembre y en el que el país de Oriente Medio se estreno en el certamen.

El portugués Antonio Felix Da Costa dio a BMW Andretti el triunfo en Ad Diriyah tras aguantar las embestidas del vigente campeón, el francés Vergne, con su Techeetahque, de no mediar una sanción de un drive through casi con seguridad, habría empezado de manera triunfal la defensa de su corona. BMW y Techeetah dieron una imagen de rotunda superioridad en la carrera saudí y Marruecos debería ser una buena piedra de toque para el resto de equipos.

2018 Ad Diriyah E-prixSalida del ePrix de Arabia Saudí. Sam Bloxham (Sam Bloxham / LAT Images)

Los antecedentes en la pista marroquí sólo benefician a un piloto, el suizo Sébastien Buemi que es el único, junto al sueco Rosenqvist, que ha logrado la pole, la victoria y ha liderado un ePrix en suelo de la ‘Ciudad Roja’, conocida así por sus numerosos edificios de arenisca roja. Teniendo en cuenta que Rosenqvist será sustituido ya en esta carrera por el alemán Pascal Wehrlein, campeón del DTM y expiloto de F1 en Sauber además de ser reserva en Mercedes y que acaba de ser confirmado piloto de desarrollo y simulador de Ferrari, únicamente Buemi puede sacar pecho en la previa de su gran desempeño en Marrakesh.

La quinta temporada acaba de comenzar y tras Marrakech aún faltarán diez citas y once carreras, pero la sensación es que la igualdad este año permitirá pocos fallos para los aspirantes al título. Por tanto, pilotos como Vandoorne o Massa que no sumaron puntos en Arabia saben que deben empezar a sumar si no quieren quedarse pronto relegados de la batalla pese al cartel hipotético de favoritos que traían de la Fórmula 1. El nivel es muy alto y nadie por el nombre va a presentar batalla si no le saca los trucos al Gen2, un precioso y espectacular monoplaza que ya demostró que un coche eléctrico puede completar una carrera entera de casi 50 minutos con una única batería.

2018 Ad Diriyah E-prixCita de Arabia Saudí. Joe Portlock (Joe Portlock / LAT Images)

Muchos alicientes para un ePrix de Marrakech que supondrá la segunda oportunidad de poder usar el ‘Modo ataque’, ese invento al más puro estilo ‘Mario Kart’ y que entrega un determinante extra de potencia para favorecer los adelantamientos que, usado, junto a los cinco favorecidos por el ‘Fanboost’, permite a los elegidos por el público de disponer de una ventaja clave para poder estar en las posiciones de privilegio. Por si todo esto fuera poco, el domingo habrá una jornada de test paranovatos con la presencia de pilotos como Dani Juncadella, Sergey Sitotkin, Jamie Green, Tatiana Calderón o Pietro Fittipaldi.

Marruecos tuvo un gran premio de F1 en 1958

El circuito Ain-Diab, en las afueras de Casablanca, acogió en 1958 el único gran premio de F-1 de la historia. La pole fue para el Ferrari de Mike Hawthorn y la victoria para el Vanwall de Stirling Moss. La carrera estuvo marcada por las escasas medidas de seguridad y por el accidente del británico Stuart Lewis-Evans, que aunque salió vivo del coche falleció por las quemaduras seis días más tarde en un hospital de Londres, en gran medida por la tardía atención de los comisarios marroquíes. La F-1 nunca volvió a Marruecos.

Rafa Payá – As.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *