Rose seguirá vetado dentro del béisbol profesional

“Encuentro que la decisión es correcta. Parece que Rose no ha cambiado sus estilos de vida”, dijo Dickie Thon, un exjugador de las Mayores que coincidió con Rose en una de sus etapas como jugador. 

La determinación del comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, de mantener la suspensión de por vida sobre Pete Rose fue contundente y hecha sobre una base sólida para impedir el regreso del exjugador a la familia del béisbol.

El hecho de que Rose mantenga su afición por apostar en los deportes, incluso en los partidos de béisbol, es una prueba fehaciente de que el líder de hits  en la historia de las Mayores continúa con su adicción al juego aunque ahora lo hace bajo métodos legales.

“Encuentro que la decisión  es correcta. Parece que Rose no ha cambiado sus estilos de vida”, dijo Dickie Thon, un exjugador de las Mayores que coincidió con Rose en una de sus etapas como jugador.

“Rose sigue apostando y eso es muy serio. Por eso pienso que la decisión de Manfred es buena y correcta”.

Manfred rechazó el pedido de reinstalación hecho por Rose, quien fue suspendido de porvida en el 1989 luego de que se probara  que el entonces dirigente de los Rojos de Cincinnati había apostado en eventos deportivos y específicamente en partidos de béisbol. Incluso lo hizo en desafíos donde estuvo involucrado su novena.

Rose rechazó inicialmente haberlo hecho, pero luego lo hizo através de una autobiografía en el 2004.

“El ha admitido que sigue apostando en el béisbol y en otros eventos deportivos. Lo está haciendo en Las Vegas donde están las apuestas. Rose no ha cambiado su estilo de vida”, agregó Thon, quien se retiró del béisbol a los 35 años luego de quince temporadas en las Mayores.

“Yo lo conozco. Jugué en contra de él y sé que es una buena persona. Pero cometió ese error. Se equivocó y pagará las consecuencias”.

Sin dudas, Rose ha venido pagando las mismas. El exbateador ambidextro tiene las puertas cerradas en Cooperstown, un recinto que por sus méritos dentro del terreno lo hacen un genuino miembro de este salón de los inmortales.

“Esto lo perseguirá por el resto de su vida, eso es seguro”, dijo por su parte, Eduardo Pérez.

El actual comentarista de Baseball Tonight en la cadena ESPN, lamentó que Rose no pudiera tener éxito en su petición de reinstalación.

Pérez, un exjugador de Grandes Ligas, conoce muy bien a Rose con quien mantiene buena comunicación. De hecho, su relación con éste data desde niño cuando su padre Tany y Rose eran compañeros de equipo en Cincinnati en la década de los setenta.

“Es tremenda persona. Yo hablo mucho con él. Pero lamentablemente es lo que es. Es la naturaleza humana. El país perdona, pero no acepta a los que mienten”.

Pérez indicó que el gran error que cometió Rose fue no aceptar que tenía un problema con las apuestas. El hecho de haberlo negado en principios ha provocado el rechazo no solo de las entidades beisboleras sino de todos los sectores de la sociedad.

“Todo esto ha pasado por mentir. Por haberlo negado todo el tiempo -lo de las apuestas-. El trató de mejorar su imagen lo más posible. Pero no importa lo que haga, aparentemente esto le afectara por el resto de su vida”, agregó Pérez, quien jugó en las Grandes por espacio de trece temporadas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *