Robayo deja a Millos segundo del FPC con gol en el final

Rafael Robayo marcó gol en tiempo de adición y le dio la victoria 2-1 de Millonarios ante el Tolima en Bogotá. Segundo de la tabla, jugará el domingo que viene con el colero Fortaleza.

El tono de guapo que puso Andrés “Manga” Escobar en Millonarios para comenzar la remontada frente al Tolima lo recuperó Rafael Robayo que en el minuto 93 selló la victoria. En ese estilo que no le sienta bien pero que lo rescata de la confusión, salvó un partido que lo deja como escolta del líder Junior con 14 puntos.

El volante embajador reemplazó a Escobar autor del empate, que se retiró golpeado. En la última jugada, un córner a favor, buscó la pelota en un rebote. Entró desde atrás con decisión para cerrar la remontadade un duelo que arrancó torcido por una error en defensa.

Una devolución corta de David Valencia para Nicolás Vikonis le dio vía libre al Tolima para irse en ventaja. Marco Pérez robó la pelota y la cedió a Harrison Otálvaro que apareció libre en el punto penal para el 1-0. La solidez de Wilmar Barrios le dio el control al visitante que bloqueó los intentos de reacción del local.

Para el segundo tiempo buscó el empate con coraje. Maxi Núñez entró por Henry Rojas y el equipo sintió el impacto. En su primera escapada por la banda derecha le ganó la posición a Nelino Tapia que se fue expulsado porque llegó tarde para frenarlo.

Millonarios sacó ventaja de esa tarjeta roja porque cambió la marca de Rafael Carrascal por la velocidad y cambio de ritmo del delantero Johnatan Agudelo. De esta manera quedó con tres hombres en ataque con los que ganó dominio, manejo de pelota y gol. Maxi siempre quedó libre para lanzar sus centros desde su costado, Agudelo llegó entre los centrales y “Manga” Escobar para tomar la banda izquierda como punto de partida la media luna desde donde puso el 1-1 con un golazo de pierna derecha a los 66 minutos.

Escobar volvió a tener un gran partido. Recibió y ganó su zona cada vez que Johnatan Estrada lo buscó como compañero de descarga. Se fue golpeado a los 77’. Una baja que se sumó a la expulsión de Valencia que le bajó su ritmo ofensivo.

Entre algunos reclamos de la afición que volvió a acompañar en El Campín, Robayo aseguró la victoria. Gol para el 2-1 que confirma que hay amor propio aunque sobra falta de atención en la defensa.

En la octava jornada jugará en Techo ante Fortaleza, colero del torneo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *