Pacquiao, antes de cumplir los 40: Horn, McGregor, Lomachenko…

El filipino reconoce contactos con Lomachenko. En diciembre cumplirá 40 años, repasamos los púgiles con los que podría medirse antes de cambiar de década.

El 2018 será un año especial para Manny Pacquiao (59-7-2, 38 KO). Cumplirá 40 años (el 17 de diciembre) y podría ser el último en el que se suba al ring como profesional. No hay nada oficial, pero por edad y ocupaciones (es Senador en Filipina) podría darse. De hecho, por sus obligaciones rechazó la revancha inmediata con Jeff Horn, quien le arrebató su título mundial WBO del welter. Ahora el filipino piensa en un nuevo combate. Si ocurre como en 2017 sería el único, por lo que hasta los 40 no pelearía de nuevo. Hay muchos nombres para ocupar ese lugar.

Jeff Horn

Tras lo controvertido de su derrota, el filipino no dudó en pedir la revancha. Aunque sus obligaciones no le permitieron llegar a la fecha que la WBO marcó. Decidió dejar pasar el combate, pero quiere redimirse y no le importancia regresar a Australia a pelear. Era el combate que estaba planeado en la cabeza de todos, pero por sus retos (McGregor) y sus declaraciones (reconoce contactos con Crawford) parece que es la opción que menos convence a la leyenda.

Conor McGregor

Pacquiao decidió centrarse en la política tras decir no a Horn. Cuando rompió el silencio lo hizo con una bomba. Retó públicamente a McGregor para que el irlandés disputase su segundo combate como boxeador, pero es la opción más improbable, al menos de momento. El irlandés ha reiterado que su siguiente parada serán las MMA. PacMan debe mirar a otro camino.

Vasyl Lomachenko

Vasyl Lomachenko durante su último combate ante Guillermo Rigondeaux.

Vasyl Lomachenko durante su último combate ante Guillermo Rigondeaux. AFP

El filipino sabe dominar los tiempos en el boxeo. Es un veterano y se nota. Lanzó la piedra con McGregor, escondió la mano y dejó el tiempo correr. Ahora ha vuelto a hablar de su futuro. «Hay negociaciones para enfrentarme al mejor boxeador del mundo, Lomachenko. Todavía queda por hablar el tema del peso«, afirmó en Filipinas. Sin duda sus palabras han generado un gran revuelo en las redes sociales. Lógico, aunque como bien apuntó PacMan el estudio del peso será importante. Lomachenko está peleando en el superpluma y quiere subir al ligero, pero Pacquiao ha hecho sus últimos combates en el welter (dos categorías más).

Ese peso lo ha dado en más ocasiones (es campeón en ocho categorías), aunque parece difícil que con 39 años y sus obligaciones pueda bajar tanto. Fuera de ese escollo, hay que tener muy presente que ambos están manejados por Bob Arum, algo que facilitaría todo. Quedaría por saber si el veterano promotor prefiere cruzar a Pacquiao con Lomachenko y no con Crawford.

Terence Crawford

Bob Arum tenía sus planes muy encarrilados. Lomachenko iba por camino, Crawford (que unificó los cuatro títulos del superligero) subiría al welter. Le esperaría Jeff Horn, y el vencedor de ese combate se mediría a Pacquiao en la segunda mitad del año. Redondo para sus intereses, aunque las palabras del filipino han puesto todo en duda. Bud Crawford espera, sabe que es una de las piezas quiere revalorizar. Pacquiao podría estar en su camino, sino le buscarán otra cita para que brille.

Terence Crawford golpea a Viktor Postol durante su combate en 2016.

Terence Crawford golpea a Viktor Postol durante su combate en 2016. AFP

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *