Oeste: al alza los Jazz, mal los Pelicans, hundidos los Grizzlies

Sigue la frenética carrera por no descolgarse de la lucha por los playoffs. Los Grizzlies siguen en picado y Towns pudo con Anthony Davis.

Tal y como está la Conferencia Oeste, cada noche se juegan cosas, no vale el tópico de que la temporada regular tiene demasiado relleno (para eso, el Este) y cualquier partido puede ser ese del que una franquicia se acuerde cuando esté viendo los playoffs por televisión en abril. En cada jornada hay duelos directos y partidos que otros miran de reojo, una dinámica que alcanzará tintes histéricos cuando pase el All Star Weekend, cada lesión por pequeña que sea puede ser determinante… En la noche del sábado, los Jazz (110-102) y los Kings (104-97) sortearon trampas contra Bulls y Hornets y los Wolves confirmaron su recuperación con un gran triunfo (110-106) ante unos Pelicans al borde del ataque de nervios y en mala proyección. Como los Grizzlies, que perdieron en Miami (112-108) y cada vez parecen un candidato más firme a quedarse definitivamente fuera de la carrera… si es que no lo están ya.

Los Jazz aprietan fuerte en su pista

Todos estos equipos se mueven a la espalda de los Lakers, un octavo del Oeste frágil por la lesión de LeBron James: 23-20 por el 23-21 de los Jazz, 22-21 de los Kings, 21-22 de los Wolves, 20-22 de los Mavs, 20-23 de los Pelicans y 19-23 de los Grizzlies. Después, ya, los Suns de las 11 victorias. Así las cosas, y pese a seguir sin bases (lesionados Ricky, Exum y Neto) y jugar en back to back, los Jazz no podían permitirse caer en casa ante los Bulls. Y no lo hicieron aunque estuvieron por detrás en el último cuarto: 88-89. De ahí se pasó a un 97-89 (9-0 de parcial) ya definitivo. Con la rotación corta, los Jazz exprimieron los triples de Korver e Ingles (16 puntos cada uno) para acompañar a Gobert (15 puntos, 16 rebotes, 8 asistencias) y un Donovan Mitchell que, como base, acabó con 34 puntos y 6 asistencias tras su 33+9 ante los Lakers una noche antes.

Los Kings también saben ganar sufriendo

Los Kings también solucionaron en la segunda parte un partido que se les había complicado contra unos Hornets que pararon el ritmo de transiciones rápidas de los californianos, que supieron imponerse desde la defensa, el trabajo sucio y la minimización de errores ante un rival muy débil fuera de su pista. Seguramente los Kings (22-21) acaben fuera de los playoffs mientras que los Hornets (ahora 19-23) siguen siendo octavos del Este, una prueba de la enorme diferencia entre ambas Conferencias. Kemba Walker volvió a estar muy solo (31 puntos) y Willy Hernangómez jugó 11 minutos en los que sumó 3 puntos y 6 rebotes para los de Carolina. En los Kings, mucho trabajo de Cauley-Stein y Fox (21 puntos) y anotación de Bogdanovic (22) y un Hield (21) que fue determinante en los últimos minutos.

Los Grizzlies no enderezan el rumbo

Los Grizzlies se confirmaron como un equipo a la baja en Miami, donde los Heat volvieron a ganar por la vía fea y se asienta como el sexto del Este (peor que los cinco fuertes de la Conferencia, mejor que todos los demás por el excelente trabajo de Spoelstra). Dwyane Wade, a punto de cumplir 37 años, selló el triunfo con un tapón (y ganó el salto entre dos posterior) a Shelvin Mack a falta de cuatro segundos y con 110-102. Después Richardson anotó dos tiros libres para unos Heat como siempre muy colectivos y en los que Winslow brilla como playmaker (26 puntos, 4 asistencias). Los Grizzlies perdieron a Kyle Anderson por lesión en un tobillo (a priori menos grave de lo que pareció en principio) y solo anotaron con fluidez en el primer cuarto. JaMychal Gren terminó con 24 puntos y 11 rebotes, Marc Gasol con 15+5 y 5 asistencias y Conley con 22 puntos y 7 pases de canasta. Pero son ya siete derrotas en ocho partidos y doce en quince para un equipo ahora mismo muy lejos de lo que exige el Oeste para estar entre los ocho mejores.

Towns se impuso a Anthony Davis

Wolves y Pelicans también apuran sus opciones de no verse fuera de la lucha por los playoffs en estados de ánimo muy distintos. Los primeros han recuperado el optimismo, y están ganando cierto orden en sus jerarquías, con Ryan Saunders en el banquillo y se desquitaron tras ceder ante Doncic solo 24 horas antes. Lo hicieron ante unos Pelicans para los que cada derrota es otra ventana abierta a los rumores sobre el futuro de Anthony Davis. Verse fuera de las eliminatorias sería fatal para retener a su gran estrella y ahora mismo el equipo de Louisiana está a tres partidos del octavo puesto y no parece mejor que ninguno de los equipos que tiene por delante. Jrue Holiday anotó 25 puntos y repartió 7 asistencias, Randle sumó 22 puntos y 11 rebotes, Mirotic se quedó en 9+6 y Davis se fue a 30+14 pero en los últimos minutos, y en lucha de números 1 de draft salidos de Kentucky, fue menos influyentes que un Karl-Anthony Towns que está a un nivel colosal y que terminó con 27 puntos y 27 rebotes. Okogie, cada vez más asentado, sumó 17 puntos, Wiggins 18, Saric 14 y hasta jugó Luol Deng, que anotó 5 puntos en 5 minutos.

Juanma Rubio – As.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *