Nacional salva un empate ante Rionegro en inicio de cuartos

El campeón definirá en el Atanasio Girardot el paso a las semifinales del torneo. Deberá ganar y podrá contar con Berrío pese a que fue expulsado en el final.

Los cuartos de final son a otro precio. Y el ‘mata-mata’ sí que pone presión. «Un error y te quedas por fuera», dijo Bocanegra en la previa para ilustrar que Atlético Nacional debía hacer un partido perfecto en el patio de Rionegro en los primeros 90 minutos de la serie que entregará a uno de los semifinalista de la Liga I-2016.

Y fue precisamente en un error de la escuadra nacionalista que nació el gol de Jonathan Álvarez (6′), exverdolaga que aprovechó que un Mejía adolorido soltó la marca y le dejó el panorama libre para rematar de media distancia. Ese 1-0 avivó aún más la presión de las Águilas para nublar la posible reacción del visitante, que no se vio tan sólido ante su aplicado rival.

La velocidad de Palomino y Arboleda le complicaron todavía más el choque al cuadro verdolaga. Algunos contragolpes pusieron a prueba la firmeza de la dupla Henríquez-Sánchez, que sin grandes problemas respondió y que le dejó a los rionegreros un opción en un tiro libre de Páez bien resuelto por Armani.

En la fórmula que le vienen funcionando a Nacional llegó el empate: el desborde de Berrío. Y otra vez fue el cartagenero quien ganó a pura velocidad -en esta ocasión a Rodríguez- para asistir a Ibargüen, que solo debió empujarla para vencer al argentino Torresagasti y capitalizar el 1-1 (22′).

Con un ritmo menos acelerado y con pocas acciones claras en los arcos se desarrollaron los últimos minutos del primer tiempo. Apenas alcanzó para que el dueño de casa soltara un remate de media distancia con López mientras que para el campeón el peligro lo metió Ibarbo y la gambeta de Ibargüen, pero de nuevo se excedió en el transporte y tomó malas decisiones en el último cuarto de cancha.

El juego se empezó pintar de polémica con los reclamos de Rionegro por una mano en área de Bocanegra cuando disputaba con Páez un balón. Y posteriormente vino una acción que también involucró al delantero y que los rionegreros reclamaron como penal, pero que el juez Murillo calificó de simulación con una tarjeta amarilla.

En lo futbolístico lo de los dos equipos fue algo pobre en el segundo episodio. Y ni con el ingreso de Sherman Cárdenas por Macnelly el partido salió del letargo, pues ni algunas escaramuzas de Arboleda e Ibarbo lograron aportarle al espectáculo.

Al final, con la lesión de Nieto y la expulsión de Berrío (89′) por un codazo sobre Viáfara se cerraron los primeros 90 minutos de los cuartos de final del Apertura, que dejaron más dudas que satisfacciones porque no se vio la contundencia que anunciaba Nacional y Rionegro no se la puso fácil al gran favorito, pese a que no sacó ventaja en el Alberto Grisales. Ahora todo se resolverá el sábado (5:00 p.m.) en el Atanasio Girardot.

Jeimmy Paola Sierra – as.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *