McLaren corrió como un equipo grande y perdió el podio

Sainz prefirió primero mantener el intermedio, luego el equipo optó por no entrar primero con el ‘safety car’, y se colaron Kvyat y Stroll con una estrategia a la desesperada.

En la frontera entre las vueltas 46 y 47, Carlos Sainz pasó de un tercero virtual a un quinto real del que, con peor neumático que sus rivales (sus gomas blandas eran usadas, al contrario que las nuevas de Stroll y Kvyat), ya no hubo forma de librarse. Se soñaba con el podio, era un buen día para lograrlo, pero McLaren optó por una estrategia conservadora en ese momento y cambió las gomas intermedias por unas de seco en la misma vuelta que Verstappen y Bottas, quienes lideraban la carrera entonces, e incluso una vuelta antes que Hamilton y Vettel.

El muro de Woking pensó como los equipos grandes, pero por detrás dos equipos pequeños habían dado con la tecla: Stroll montó las gomas de seco en la vuelta 44, sólo tres después de su parada anterior, y Kvyat hizo lo propio en la 45. Ese movimiento les dio tantos segundos de ventaja que cuando todos los gallos completaron su paso por boxes, el canadiense y el ruso eran segundo y tercero de la clasificación.

Carlos Sainz explica cómo se tomaron esas decisiones: «Primero yo asumí la decisión de no poner ‘slicks’, pensaba que estaba demasiado mojado y no merecía la pena salir tan atrás. Luego con el coche de seguridad propuse cambiar a seco, pero tenía muchos riesgos y entendí completamente la decisión del equipo, ningún coche del top-10 lo iba a hacer. Respaldé al equipo, pero cuando ves a Kvyat y Stroll delante de ti, estando tan atrás… sabe amargo, aunque a la vez no pienso que pudiésemos haber hecho nada diferente. No tenían nada que perder, nosotros sí». De haber tenido un coche fuera de los puntos, habría sido más fácil jugar con riesgos.

Se perdió una gran oportunidad, es cierto, pero también lo es que en la clasificación del Mundial, Sainz toma aún más ventaja al frente de la clase media en su séptima posición: tiene ahora 48 puntos con su mejor resultado del año y se queda a sólo siete de Gasly, sexto con un Red Bull, y con 21 de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, que ahora es Kvyat con 27 puntos. Pierden comba Raikkonen, sancionado; Lando Norris, con una avería, y Ricciardo, cuyo motor falló. Y entre los premiados de Alemania, Kubica sumó su primer punto del curso, también estreno de Williams, gracias a la sanción a los Alfa Romeo.

Jesús Balseiro

Jesús Balseiro – As.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *