Mariana: «Es bonito regresar y compartir con todos la medalla»

La bicampeona olímpica llegó a Medellín a disfrutar junto a su gente del logro que conquistó en Río. «No soy la mujer más importante de Colombia», dijo.

En su reino fue recibida con calle de honor, aplausos, coros, bombas y flores. Mariana Pajón pisó tierras antiqueñas, y en lo primero que pensó fue en compartir su presea dorada con todos sus compatriotas, pues sintió su buena energía en el partidor.

«Esto es de todos. Estoy feliz de volver a mi tierra, al lugar donde nací, me preparé y del que salí a cumplir estos sueños por un país. Apenas estoy aterrizando. Es demasiado bonito regresar a Medellín, estar con mi familia y compartir esta medalla con todos», expresó la deportista.

Con una sonrisa más amplia de lo habitual, la paisa agradeció las muestras de cariño y el recibimiento que le preparó la Policía Nacional, junto con el presidente de la Comisión Antioqueña de BMX, Juan Fernando Castrillón.

«Me doy cuenta que todo lo que luché valió la pena. Llegar y ver todo esto es muy grande. Uno nunca se prepara para esto», declaró emocionada frente a las decenas de personas que estuvieron en el aeropuerto José María Córdova de Rionegro.

«Soy la misma»

No llegó con aires de grandeza. Se siente igual a los demás, aunque en su equipaje cargue el símbolo de su lucha durante los cuatro años de ciclo olímpico. Una presea de oro que ganó tras su estupenda participación en los Juegos Olímpicos de Río-2016.

A la pregunta ¿qué cambió en Mariana después de Río?, ella con simpleza respondió:«Estoy igual, soy la misma. Simplemente traje una medalla para Colombia». Y complementó su respuesta exaltando el trabajo del resto de la delegación colombiana en las justas, que finalizaron ayer.

«Gané dos oros, pero no soy la mujer más importante de Colombia. Todos los deportistas que estuvieron en los Olímpicos dieron lo mejor. Son igual de importantes», enfatizó la reina del BMX.

Como en casa se siente con toda la confianza, Mariana confesó que tras besar su medalla en el podio su organismo le empezó a pasar factura, pues no fue una tarea fácil revalidar el oro que ganó en las olimpiadas en Londres 2012.

«Estoy bien. Me sentí un poco enferma después de la competencia porque el cuerpo sabe que llegó al tope», reveló la paisa para luego agregar: «soy igual que todo el mundo. Solo empecé a soñar, luché y lo conseguí».

Y en esa tónica de dar detalles, la campeona contó que después de hacer realidad su sueño y el todo un país, no ha parado de mirar los mensajes de todos sus seguidores y se ha repetido varias veces los videos de su carrera, con las emotivas narraciones colombianas.

«He visto la carrera y todas las transmisiones. No he podido dormir por ver los videos y los mensajes de la gente. Eso me llena de la misma buena energía que sentí en el partido», enunció la atleta dorada.

Por último, Mariana dejó claro que por estos días no piensa en otro oro. Lo único que quiere es descansar, compartir con sus compatriotas y reflexionar sobre la posibilidad de estar en las dos Copas Mundo que le restan en esta temporada.

«Estoy disfrutando primero de llegar a mi ciudad, compartir la medalla y disfrutar de esta experiencia al máximo. Para Tokio faltan cuatros años y muchas competencias», dijo la bicampeona olímpica, que se plantea estar en los nacionales de BMX.

En Medellín realizarán el martes un homenaje para Pajón y el medallista de bronce Carlos Ramírez, que incluye una caravana que recorrerá la ciudad.

Jeimmy Paola Sierra Medellín – As.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *