Machado le brinda nueva esperanza a los Padres

Así es que debe funcionar la agencia libre, creas o no en los contratos de 10 años en Grandes Ligas o pienses o no que los Padres acaban de tomar un riesgo al darle $300 millones a Manny Machado, como le han dicho fuentes a MLB.com. Los Padres hicieron una gran inversión para comprar esperanza en San Diego, donde los fans no han visto una Serie Mundial en más de 20 años. Adquieren a uno de los dos jugadores más cotizados en el mercado libre.

Machado no termina con los Yankees, Filis ni Medias Blancas. La última vez que se puso un uniforme de Grandes Ligas fue el de los Dodgers, con quienes hizo el último out de la Serie Mundial al poncharse ante Chris Sale. Ahora Machado tratará de devolver a los Padres a la relevancia. Consiguió el dinero que buscaba. Alcanzó los US$300 millones, cifra que solamente había rebasado Giancarlo Stanton cuando aún estaba con los Marlins. De su parte, los Padres reciben a un jugador de 26 años que quizás esté aproximándose a la flor de su carrera.

El difunto Tony Gwynn es, por supuesto, el jugador más importante que han tenido los Padres y uno de los bateadores más puros que ha pisado la Gran Carpa. El mejor jugador que han tendido los Frailes probablemente sea otro Salón de la Fama, Dave Winfield. Ahora sumarán a Machado, lo cual significa que cuentan con uno de los jugadores más talentosos que ha vestido su uniforme.

Se ha dicho que quizás no sea el momento indicado para que los Padres hagan este tipo de movimiento, porque aún no tienen suficiente pitcheo para dar la pelea en su división o en su liga. Y quizás haya algo de verdad en dicha observación. Hace un año, San Diego le dio un contrato de ocho temporadas a Eric Hosmer y el primera base no tuvo gran impacto en su primera temporada en el Petco Park.

Pero ahora Machado lo acompañará en el terreno de juego. Cuando Machado llegó a Grandes Ligas con los Orioles, parecía que la novena de Baltimore estaba en posición de construir alrededor de él. San Diego tratará de hacer justo eso.

A la vez, Machado rompe un récord para un agente libre en el deporte profesional norteamericano. Eso durará hasta que Bryce Harper firme con algún equipo por otros US$300 millones. Se sabe que el representante de Harper, Scott Boras, está tan decidido a fijar un récord como lo estaba cuando Alex Rodríguez firmó con los Rangers en diciembre del 2000. En aquel entonces, Rodríguez fichó por US$252 millones.

Ahora vamos a saber si los Padres serán capaces de construir alrededor de Machado, con su equipo y sus fans. Si sucede, ya era hora. En las últimas 11 temporadas, San Diego ha tenido una sola temporada con más ganados que perdidos.

San Diego ha apostado a un jugador que generó titulares en octubre por no correr al máximo. Esto fue lo que le dijo al respecto Machado al corresponsal de MLB Network Ken Rosenthal durante la postemporada:

“Nunca he puesto excusas para no correr. No estoy lastimado, no hay excusa, pero he sido el mismo jugador…Vengo haciendo esto durante (siete) años. He estado (en Grandes Ligas) durante (siete) años. Obviamente no voy a cambiar. No soy el tipo de jugador que vaya a ser un ‘Johnny Hustle’ y correr a toda velocidad a la primera base…No es mi personalidad”.

Machado luego trató de retractarse. Pero, en resumidas cuentas, tiene apenas 26 años. Y sigue siendo uno de los mejores jugadores de Grandes Ligas, tanto al bate como con el guante.

¿Benefician los contratos de 10 años a alguien que no sea al jugador? Casi nunca. Pero ningún jugador desde A-Rod ha recibido uno tan largo a semejante edad. Entonces, veremos qué pasará con Machado, quien sabe que probablemente no va a irse a ningún lado en los próximos cinco años, cuando supuestamente podrá salirse del contrato. ¿Y qué creen? Si los Padres ganan la Serie Mundial con Machado en sus filas, considerarán que la inversión valió la pena.

Por Mike Lupica / MLB.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *