Los Warriors y Curry siguen de fiesta: 60 para la historia

El base celebró su 28 cumpleaños con una victoria sencilla sobre los Pelicans. Nadie llegó antes a 60 triunfos, y van 49 seguidos en el Oracle Arena.

El MVP no iba a sufrir mucho en el día de su 28 cumpleaños. Los Golden State Warriors escribieron otra página de la historia en un Oracle Arena que ni se acuerda de a qué sabe la derrota. Con Stephen Curry(27) de nuevo a la cabeza, como no podía ser de otra manera, los de Steve Kerr lograron su triunfo número 60 de la temporada (nadie lo había conseguido tan rápido nunca) y ganaron su partido número 49 de forma consecutiva en Oakland (jamás había ocurrido). Y no sorprende. No nos llevamos las manos a la cabeza. ¿Por qué? Porque hemos visto jugar a estos Warriors noche tras noche y sabemos que están preparados para asaltar el trono de Michael Jordan(los Bulls del 72-10). Que lo consigan o no lo decidirán los detalles, pero la oportunidad ya no se la quita nadie. Cada entrada es un pedazo de historia en La Bahía..

El partido fue fácil (nadie esperaba otra cosa), unrematch de la primera ronda de playoffs de la temporada pasada con el equipo que venció 4-0 (y acabó ganando el campeonato) muy mejorado y el que se quedó en el camino… El que se quedó en el camino lo hizo entonces con una sonrisa; la alegría de saber que cuentas con uno de los jugadores que marcarán la próxima década (y más). La misma que ha desaparecido este año entre lesiones y malos resultados. Para terminar el círculo,Anthony Davis (22+12) terminó el encuentro de ayer con el peor balance de su carrera en sus minutos en cancha: -30. Qué duro el año de los Pelicans.

Fogonazo

El choque no tenía de nada: los Warriors ganaban fácil al descanso sin buenos porcentajes en los triples (6-15) porque su rival los empeoraba (2-17). Pero el MVP siempre tiene un as en la manga; una marcha más en la recámara (un fogonazo incontenible, más allá de las constantes penetraciones). ¿Se iban a ir los fans del Oracle con el 1-6 en triples de Curry en la primera mitad?Por supuesto que no… Uno tras bote, otro en un catch and shoot de locos desde la esquina en el que pasan dos cosas que definen lo que es en estos momentos el ’30’ de los de Oakland: 1. Barbosa prefiere que Curry lance un triple desde la esquina y en movimiento que completar una bandeja solo debajo del aro. Y 2. En el tiempo que tarda el MVP en agarrar el balón y lanzar, al 99% de los jugadores de la Liga no les ha dado tiempo ni a pensar. Velocidad de movimiento, de pensamiento, de reacción y de ejecución. La precisión viene de familia. ¡Y de puntillas sobre la línea de banda! Y aún quedaba uno más, uno de los que tanto le gustan: se acababa el tercer cuarto (todo esto pasó en los últimos 100 segundos), Curry se quedó con Ryan Anderson tras un par de cambios en los bloqueos y simplemente se levantó. El balón tocó tablero y entró para delirio de La bahía: sí, otra vez desde más de nueve metros. Magia y suerte, de todo un poco. Siempre le queda un fogonazo.

Sergio Andrés Chacón
Compartir