Los Mossos detienen por dopaje al técnico de Dibaba

Tras un aviso de la AEPSAD, los Mossos actuaron contra el grupo de Jama Aden, se incautó EPO y otros productos. Los atletas, controlados.

A menos de dos meses de los Juegos, el atletismo recibió otro golpe. Este en España. A las 08:30 de la mañana de hoy, los Mossos (policía catalana) irrumpieron en elHotel Arrahona, en Sabadell, para detener al preparador Jama Aden, el hombre que rige la carrera de la espectacular etíope Genzebe Dibaba, plusmarquista mundial de 1.500 (3:50.07), acusado de tráfico y suministro de sustancias dopantes. También fue arrestado un fisioterapeuta marroquí. El consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, confirmó que en los registros en seis habitaciones se encontró EPO, anabolizantes y 60 jeringuillas usadas. La investigación está bajo secreto de sumario en el juzgado número 5 de Sabadell.

La Operación Rial (la moneda qatarí) se inició hace un año con un aviso de laAgencia Española Antidopaje (AEPSAD), y culminó en la redada. En ella colaboró laFederación Internacional de Atletismo (IAAF), con la que también se cruzó información, y que desplazó a seis médicos a Sabadell para realizar controles antidopaje ‘in situ’ a los 27 atletas de Aden, que fueron conducidos desde la pista donde se estaban entrenando hasta el establecimiento, entre ellos a Genzebe Dibaba. Se buscaron positivos inmediatos que pudieran derivar en sanciones deportivas.

Aden llegó a Sabadell en 2013, y ha preparado a campeones como el argelinoTaoufik Makhloufi, oro en Londres 2012 en 1.500, o el campeón del mundo júnior de la misma distancia, Hamza Driouch, además de Dibaba. La etíope es la actual campeona mundial de 1.500 y bronce en 5.000. Es la hermana pequeña de otras dos atletas de renombre, Ejegayehu y Tirunesh Dibaba, que también están en Sabadell.

La cuadra de Aden (con atletas de Etiopía, Argelia, Sudán, Yemen, Qatar, Reino Unido o Yibuti) pasaba varios meses al año en Sabadell. Aden, que ejerce también de seleccionador qatarí, preparó a un atleta español, Jordi Torrents. Una promesa, ahora con 18 años, que ha pasado un tiempo lesionado por, a decir de otros atletas, los entrenamientos casi inhumanos a los que era sometido, con concentraciones también en Etiopía.

Los Mossos, con una nevera confiscada. Andreu Dalmau (EFE)

El grupo se beneficiaba de un trato preferente del ayuntamiento y del club local, elJAS, y tenían su base en la pista Josep Molins.

«Entrenarme en Sabadell fue muy importante, decisivo para mejorar el récord de 1.500. Eran condiciones muy parecidas a las que hubo en Mónaco, la noche de la prueba (el 17 de julio, en Diamond League). También ha sido una suerte encontrarme con un entrenador como Jada. Su capacidad de motivación ha conseguido que yo pueda hacer todo el trabajo que aquí nos era preciso», contaba la etíope en una entrevista con AS el pasado mes de diciembre.

“Se movían por todo el mundo, pero llevaban tiempo pasando temporadas en Sabadell. Está cerca del aeropuerto de Barcelona, del centro de alto rendimiento francés de Font Romeu y de las farmacias de Andorra”, revela una fuente de la lucha antidopaje.

Los atletas de Aden, somalí de 53 años con pasaporte británico, competían poco y, sospechosamente, se ‘caían’ de algunos mítines. Dibaba no se había estrenado al aire libre en 2016 y, sin embargo, alardeaban de entrenamientos muy exigentes.

Mo Farah, británico nacido en Somalia y campeón mundial y olímpico de 5.000 y 10.000, también estuvo en Sabadell en 2014. “En Font Romeu. Los entrenamientos para los Juegos de la Commonwealth van bien”, tuiteó entonces… Pero la pista que se veía era la de la localidad catalana.

Dos atletas entrenados por Aden, el marroquí Driouch y la francesa Laila Traby, ya han sido castigados por dopaje: pasaporte biológico y EPO.

Jesús Mínguez

Jesús Mínguez – as.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *