Los Giants se citan con los Red Sox de cara a octubre

El duelo entre Madison Bumgarner y David Price cumplió las expectativas, pero fue un secundario como Williamson el que se convirtió en el héroe.

Cuando dos equipos históricos como los San Francisco Giants y los Boston Red Sox, siempre es una oportunidad para recordar su más que exitosa trayectoria a lo largo de las décadas. Si encima se trata de dos conjuntos que cuentan con muchas virtudes para estar presentes en el momento de la verdad, esto es, en octubre y con serias posibilidades de jugar durante muuuucho tiempo, la importancia es aún más.

Y si el duelo es un Madison Bumgarner contra David Price… ¡Qué os voy a decir!

Philadelphia Phillies-Chicago Cubs (1-8)

El sano pique que hay en la rotación de los Cubs les está llevando a cotas inexploradas para la franquicia de Illinois. Casi da lo mismo quién esté en el montículo ya que siempre rinde a un gran nivel. En esta ocasión, fue el veterano John Lackey quien logró ocho strikeouts en siete entradas en el debut de la promesa del club, Albert Almora, que brilló en defensa e impulsó una carrera. Bryant y Zobrist consiguieron home runs.

Detroit Tigers-Toronto Blue Jays (2-7)

R.A. Dickey no ha ganado partidos consecutivos desde el pasado verano, pero cuando el ataque de los Blue Jays se pone manos a la obra, cualquier cosa puede ocurrir, incluso el triunfo en una jornada en el Dickey fue un prodigioso malabarista con su ‘knucleball’. El MVP del año pasado, Josh Donaldson, consiguió tres hits, incluidos un triple y un home run para detener la racha de cinco victorias seguidas para los Tigers. La ERA de Zimmerman ha subido del 1.10 al 3.30 en poco más de un mes.

San Diego Padres-Atlanta Braves (2-4)

Después del colapso en la novena entrada del partido anterior, los Braves decidieron que no iban a pasar por el mismo trauma, y Julio Teherán y Ender Inciarte se encargaron de ello. El pitcher titular fue capaz de completar ocho entradas con dos carreras concedidas y el outfielder se quedó a un home run de batear para el ciclo. Curiosamente, se trata de dos de las piezas más codiciadas de un hipotético mercado de traspasos, pero los Braves tienen que verse abrumados para seguir adelante.

Arizona Diamondbacks-Tampa Bay Rays (3-6)

Se pensaba que Corey Dickerson iba a ser una pieza clave cuando fue traspasado a los Rays durante la offseason y, al menos por un partido, ese fue el resultado. El exterior logró tres hits, dos de ellos home runs, para catapultar a los Rays a la victoria en la serie e igualar su largo periplo como visitante de diez encuentros.

New York Yankees-Los Ángeles Angels (12-6)

Carlos Beltrán lleva atormentando a los pitchers rivales durante los últimos tiempos y, en esta ocasión, fue secundado por un Chris Parmalee que logró dos home runs y tres carreras anotadas en su primer partido como titular con los Yankees. Que Mike Trout tenga una prodigiosa actuación no sirve de mucho cuando la sangría no puede ser parada por su contingente de pitchers.

Baltimore Orioles-Kansas City Royals (4-0)

Aliviados por no tener que asistir a otra entrega de boxeo entre Orioles y Royals, los locales se dedicaron a hurgar en la herida de los campeones del mundo, que vuelven a acumular una pésima tendencia con siete derrotas seguidas. En el otro lado del espectro se encuentra Chris Tillman, imbatido desde abril 14, asentado como el número uno de la rotación. Si cundiera el ejemplo para el resto de los titulares, sus opciones serían más interesantes si cabe.

Pittsburgh Pirates-New York Mets (5-6 en 10 entradas)

El debut en las Grandes Ligas de la promesa Jameson Taillon no era nada sencillo, ya que le tocaba medirse al gran Noah Syndergaard. El rookie mantuvo el tipo contra ‘Thor’ y su impacto se notará especialmente, al igual que el de Tyler Glasnow, en la segunda mitad del año. Para impacto también el de Conforto, capaz de empatar el partido con un home run en la octava antes de un single afortunado de Flores, ya en entradas extra.

Cincinnati Reds-St. Louis Cardinals (7-12)

Brandon Moss es un bateador peligroso. Ya lo demostró en sus años con los Athletics y, una vez superados diversos problemas físicos, está recuperando el tiempo perdido a marchas forzadas con dos prodigiosos home runs. Las alegrías no se limitaron a él, ya que Matt Adams y Johnny Peralta lograron sendos home runs de tres carreras.

Texas Rangers-Houston Astros (1-3)

A la decimotercera va la vencida, tienen que pensar los Astros, porque ese fue el número de encuentros que tuvieron que disputar antes de derrotar a sus rivales divisionales. La quinta victoria seguida de Doug Fister vino cortesía del doble de dos carreras de José Altuve, que puso punto y final a una mala racha que amenazaba con alcanzar proporciones bíblicas. Los Rangers tienen encogido el corazón mientras aguardan noticias sobre Yu Darvish y Adrián Beltré, que abandonaron lesionados el partido.

Chicago White Sox-Washington Nationals (4-11)

El debut de James Shields con los White Sox no pudo ser más espantoso. Por segunda vez consecutiva, no sobrevivió a la tercera entrada y concedió ocho hits y siete carreras, a los que hay que sumar tres home runs. Sin precisión alguna, Shields ya no tiene la velocidad para evitar los errores y debe recuperarla si quiere ser de utilidad para los White Sox, que tienen récord negativo por primera vez en la temporada.

Milwaukee Brewers-Oakland Athletics (4-0)

Jugando contra unos limitados Athletics, Chase Anderson fue el siguiente titular de los Brewers en ‘jugar’ con ellos. Cierto es que no llevó un no-hitter como Zach Davies en la jornada anterior, pero fueron seis entradas y dos tercios soberbias y Scooter Gennett fue el encargado de producir para un equipo que se aproxima al 50%, que no está nada mal para lo que se esperaba.

Minnesota Twins-Miami Marlins (7-5)

Los Twins andan desatados en términos de potencia, con doce home runs en seis partidos y eso está muy bien cuando hablamos de uno de los peores récords de toda la liga. En esta ocasión, fue Trevor Plouffe, inmerso en un bajón inmenso durante todo el año, el que marcó diferencias con un home y el doble decisivo. Por su parte, Ichiro Suzuki logró tres hits y se encuentra ya a sólo 29 de alcanzar los 3000 en su carrera deportiva.

Seattle Mariners-Cleveland Indians (5-0)

Por un partido, el Taijuan Walker que se encontraron los Indians fue el Taijuan Walker que brilló en abril con una ERA de 1.44. Sea una cuestión mecánica o de confianza, esta revitalizada versión igualó su marca personal con once strikeouts en ocho entradas sublimes. Si es capaz de parecerse más a lo visto en abril que lo que presenciamos en mayo, los Mariners tendrían más opciones de luchar con los Rangers por la división.

Los Ángeles Dodgers-Colorado Rockies (0-1)

Si hay algo extraño en las Grandes Ligas, es ver a un pitcher de los Rockies dominando a un ataque rival, porque no se han caracterizado por su eficiencia. A lo mejor es un cambio permanente o es que se trata del ataque de los Dodgers, que se mostraron inoperantes contra Rusin y compañía. Maeda cumplió con su parte, aunque el ataque debe dar un paso adelante si quiere competir con los Giants.

San Francisco Giants-Boston Red Sox (2-1)

El duelo entre dos de los mejores zurdos de la competición, Madison Bumgarner contra David Price, fue todo lo que se esperaba e incluso más. Los dos estuvieron excelentes, pero mientras ‘Mad Bum’ estuvo sobre el montículo, sólo un error, es decir, un home run, fue lo concedido por ambos. Curiosamente, el primero de la carrera de Mac Williamson fue la diferencia al final del encuentro. No nos extrañemos si les vemos frente a frente en octubre…

Fernando Díaz Cobo

Fernando Díaz Cobo – as.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *