Cortesia: Meridiano de Cordoba

Leones Comfacor cayó 2-0 ayer ante poco público y en un partido para el olvido ante Tigres de Cartagena, cotejo efectuado en el estadio 18 de Junio de la capital cordobesa.

La visita marcó las rayitas en la parte alta del segundo y cuarto episodios.

El celofán se rompió cuando Tito Polo pisó el plato al ser remolcado por un doblete de Ismael Castro.

En el tercer capítulo los de casa pudieron descontar, pero la pólvora estaba mojada, toda vez que tres hombres se quedaron en base.

En el cuarto, Tigres anotaría la última rayita del compromiso a través de Melbrin Viloria, quien fue remolcado por un inatrapable de Iván Hooiser.

El pitcher abridor de Leones, Wander Beras, maniató por momentos la artillería cartagenera, pero sus compañeros no le ayudaron en la ofensiva.

Óderman Rocha, quien fue traído para relevar a Beras, hizo lo propio, pero a él tampoco la ofensiva le correspondió.

En total fueron diez los hombres que Leones dejó en el terreno de juego con ganas de anotar.

Por Tigres se destacó Harold Ramírez, quien en tres turnos propinó dos hits.

De esta formna, Leones perdió la serie ante el equipo cartagenero, dos victorias por una.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *