“La unión fue la clave: Fortaleza jugara en primera division del futbol colombiano

Fueron 90 minutos de trámite. Fortaleza, que tenía que ganar, no permitió angustias. Venció con contundencia 3-0 a Leones, este lunes en la noche, en el estadio de Techo de Bogotá, y celebró su regreso a la máxima categoría del fútbol colombiano. Fortaleza está en la A.

Fortaleza no dependió de nadie más. Hizo lo suyo. No le importó que Pereira, en el otro partido, venciera a Unión Magdalena. Si Fortaleza empataba o perdía, estaba afuera, pero ganó, y de qué manera, goleando a un tímido y muy inofensivo equipo de Leones.

En 32 minutos, Fortaleza liquidó el juego, el grupo, selló el ascenso, lo ratificó, con el primer gol. Dos minutos antes Leones había perdido a un jugador por expulsión, a Juan Suescún, por doble amarilla. Toda la fiesta, armada para Fortaleza. De esa segunda falta salió un tiro libre de costado, cobrado por Carlos Rodríguez; la pelota fue al área con veneno, Luciano Ospina la punteó de taco y la dejó lista para que Edis Ibargüen recibiera y rematara, con complicidad del portero Figueroa, quien por intentar sacar el balón lo terminó de empujar al fondo. Fue el 1-0, que desató el grito eufórico de los jugadores de Fortaleza, de su técnico, Nilton Bernal, de sus escasos hinchas. Comenzaron a palpitar, ahora sí, el regreso a la máxima categoría. Quedaba tiempo.

Hasta entonces el equipo bogotano no había pasado sustos. Por el contrario, había generado algunas ocasiones para abrir el marcador. Sin embargo, era un partido tranquilo, sin afanes, sin angustias.

La primera parte se consumió. Fortaleza esperaba 45 minutos más para celebrar, ante un rival inofensivo, con 10 jugadores. Y en Pereira, mientras tanto, el equipo matecaña seguía empatando.

En la segunda parte el partido no cambió. Fortaleza mantuvo el dominio. Tuvo un leve susto cuando se enteró de que en la otra plaza Pereira ya ganaba 1-0. Un gol de Leones estropeaba la fiesta. Por eso volvió a acelerar. Entonces, en 10 minutos de esa parte final, apareció de nuevo Ibargüen, el incómodo atacante que ya había fallado una opción instantes antes, y que esta vez, a pase de Rodríguez, sacó un buen zurdazo y volvió a vencer el arco rival. Fortaleza daba otro paso, se acercaba al objetivo.

Ese gol coincidió con el segundo de Pereira, así que el tanto de Ibargüen fue refrescante. El equipo matecaña ya podía hacer 3, 4, los que fueran, pero si Leones no empataba, no había problemas para Fortaleza. Ya con el 2-0, era esperar que el tiempo se consumiera.

Y quizá fue una eternidad para los jugadores de Fortaleza, que se dieron el gusto de anotar un tercer gol, para que no quedara duda. Lo hizo Germán González, a los 28 minutos, un doble remate para festejar con más fuerza.

Solo era esperar ese pitazo final que desató la alegría de Fortaleza, que ganó el grupo y vuelve a la A, en la que estuvo en el 2014. El técnico Bernal se puso de rodillas, rezó; los jugadores brincaron, se abrazaron y no pararon de celebrar.

“La unión fue la clave, el colectivo, todos pelearon por una misma causa y por eso lo conseguimos”, dijo Bernal, emocionado, feliz, porque, de su mano, Fortaleza está en la A.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *