La UCI abre expediente por el primer caso de bici con motor

La Unión Ciclista Internacional ha confirmado oficialmente el caso de Femke van den Driessche, que ahora pasa a la Comisión de Disciplina. La sanción mínima es de seis meses.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) difundió un comunicado para confirmar oficialmente que “el sábado 30 de enero de 2016 se descubrió un motor disimulado en una bicicleta, en los controles efectuados durante la carrera femenina sub-23 de los Mundiales de ciclocross”. Sin citarla, la UCI se refiere ala belga Femke van den Driessche.

En el mismo comunicado, la UCI informó de la apertura de un expediente por “fraude tecnológico”. La Comisión de Disciplina “escuchará a todos las partes implicadas en próximas semanas”. Este órgano es el encargado de imponer sanciones en caso de que se confirme la violación del reglamento.

Las normas de la UCI especifican un mínimo de seis meses de sanción y una multa de entre 20.000 y 200.000 francos suizos (de 18.050 a 180.490 euros), según su artículo 12.1.013 bis.

AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *