La fea caída de un Chile que selló su suerte en tan solo 8 minutos

Dos goles al inicio fueron un duro golpe del que no pudo recomponerse la Roja. El equipo de Pizzi quedó séptimo en la clasificatoria mundialista

El flamante bicampeón de América no pudo sacarle brillo a su trofeo de la Copa América Centenario en la reanudación de las clasificatorias mundialistas para Rusia 2018. Chile cayó por 2-1 ante Paraguay en Asunción. Fue una historia que se escribió en tan solo ocho minutos, un lapso de terror en donde Cristopher Toselli tuvo que ir a buscar la pelota dos veces al fondo del arco antes de atrapar su primer tiro directo.

La tragedia comenzó a los cinco minutos. Una mala salida de Arturo Vidal dejó en posición de remate a Oscar Romero, quien despachó un zurdazo que se le coló al frío Toselli. Tres minutos después vino lo que pudo haber sido el golpe de nocaut. Tiro de esquina al segundo palo, cabezazo de Santander, bote en el área y Paulo da Silva, cual Michael Jordan, se suspendió en el aire y anotó la segunda cifra en plena área chica. El meta de la UC se quedó pegado al piso, parado sobre la línea de gol.

El defensor emblema del Toluca, quien tiene edad para jugar en categoría senior de ligas amateurs, suma 138 partidos por la albirroja y tres goles, todos contra Chile. Y el tanto fue como los de los duelos ochenteros en el Defensores del Chaco. En el 0-3 camino a México 86 hubo dos anotaciones con doble cabezazo en el área: uno de Roberto Cabañas y otro de Rogelio Delgado, con Roberto Rojas en el arco. El tercero fue autogol de Lizardo Garrido.

Parecía historia sellada, pero Chile fue capaz de recomponerse. Y tuvo categoría para buscar el marca que lo caracteriza: ser dominador, aplicar velocidad y vértigo. Lo fue haciendo de a poco. A los 19 minutos avisó con un cabezazo desviado de Enzo Roco y a los 24, Eduardo Vargas pudo anotar el gol más lindo de su carrera. El portero Diego Barreto se estiró espectacularmente para desviar el tiro de chilena del renquino.

A los 34, el permisivo juez Néstor Pitana se equivocó al no aplicar la ley de ventaja. Un error que favoreció a Chile, porque el centro de Charles Aránguiz permitió que Vidal madrugara a la defensa guaraní y decretara el descuento con certero cabezazo.

La reanudación fue una copia fiel del primer tiempo. Tiro de Romero desde fuera del área y un grueso error de Vidal que dejó con ventaja a un delantero paraguayo. Esta vez la historia no fue la misma: desvió Toselli y Lezcano falló desde inmejorable posición, respectivamente. Se le suma una volea fallida de Juan Rodrigo Rojas, que contuvo el portero de la UC.

Chile salvó este nuevo chaparrón y volvió a rearmarse.

A los 65 minutos le anularon un gol de antología a Alexis Sánchez por posición adelantada de Edson Puch, reemplazante de un opaco Chapita Fuenzalida. Dos minutos después, Vargas desvió por poco un remate tras una jugada que se creó él mismo.

Pizzi lanzó toda la carne al asador al enviar a la cancha a Mauricio Pinilla en lugar de Eugenio Mena. La Roja quedó así con cuatro delanteros nominales, aunque Sánchez y Puch partían más de atrás.

No fue suficiente. La fórmula no llegó a dar resultados. En el tramo final, Chile ni siquiera se aproximó con riesgo a la portería de Barreto. Gary Medel se fue expulsado por insultar al árbitro y la Roja firmó su primera caída en 11 años Asunción. Un tropiezo que se materializó en sólo ocho minutos.

Leopoldo Iturra

Leopoldo Iturra – As.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *