Junior y Nacional disputarán el primer asalto de la final de la Liga

Junior y Nacional en el Metropolitano darán este miércoles, a las 7 p. m., el campanazo inicial de una pelea de pesos pesados, como aquella trilogía de los 70 entre Muhammad Alí y Joe Frazier, de esas que en ambos equipos hay ‘sangre en el ojo’ cuando recuerdan esos enfrentamientos en los que ambos saben qué es salir en hombros y, también, quedar tirados en el ring mientras ven al otro festejar un título que por segundos no fue de ellos.

En Junior piensan en aquel minuto 48 del segundo tiempo en la final del apertura del 2014, ese cabezazo de Jhon Valoy que mandó a los penaltis la serie todavía les da jaqueca, es casi una migraña pensar en ese momento.

Y en Nacional, aunque pasan los años, ese diciembre del 2004 es como un fantasma que da vueltas por el estadio Atanasio Girardot con la figura de Walter Ribonetto, el que ‘pescó’ ese rebote en el minuto 44 del periodo final. Fue una recta de la cual no se puedo recuperar el verde y en los penaltis cayó luego de un global 5-5.

Pero para esta noche de miércoles los antecedentes ya no juegan, ni siquiera la eliminación que les propinaron los ‘tiburones’ a los antioqueños en la Copa Colombia de esta temporada o la goleada 0-4 de Nacional en este semestre de la Liga.

Y Reinaldo Rueda, director técnico de Nacional, así lo indica, en especial sobre el 0-4: “Ese fue un partido atípico, un partido raro. Ellos ese día no se encontraron y nosotros estuvimos muy claro y precisos, pero eso ya es historia, hay que olvidarlo, ese equipo ya se ha consolidado; con el logro de la Copa Colombia se fortaleció y ha superado momentos difíciles y creo que ya está más fuerte”.

Alexis Mendoza, entrenador del Junior, no quiere nuevamente sufrir otro nocaut por los verdes, por eso ya tiene una idea de cómo serán esos dos compromisos.

“La final habrá que enfrentarla con la idea de no cometer errores, que los cometa el rival y nosotros, Dios quiera, podamos aprovecharlos. El título se definirá con pequeñas cosas”.

Y ambos equipos tienen los jugadores necesarios para con un jab dejar en la lona al rival; uno de ellos es Vladimir Hernández, el hombre de las ideas en Junior y que es el goleador del equipo, junto a Roberto Ovelar, con ocho tantos. El paraguayo es duda por una tendinopatía.

“Será un partido difícil, pero de esos que todos queremos jugar, no se tendrán muchos espacios, por eso hay que ser efectivos”, dijo el volante, de 26 años.

En Nacional aparece un jugador que no tiene que estar lanzando golpes. Con uno le basta para llevar al rival al conteo, Jéfferson Duque, quien buscará, al menos, igualar la marca de 18 tantos en torneos cortos que tiene Jackson Martínez. Ahora tiene 15.

“Estar en finales siempre será algo especial para cualquier jugador y ganarla es emocionante”, expresó el delantero, que ya sabe qué es hacer goles en estas instancias definitivas, como sucedió contra Santa Fe y Cali, en el 2013.

Pero hay dos personajes que buscarán que sus equipos entren en esa habitación muda de los noqueados en la que el silencio es ensordecedor: Sebastián Viera, en Junior, y Franco Armani.

“Es muy merecida esta final, son los dos mejores equipos. Será una serie muy entretenida y por nuestro lado estamos tranquilos, podemos ganar la estrella”, comentó el arquero uruguayo, de los ‘tiburones’.

Armani, el guardián del arco verdolaga, mostró tranquilidad para hablar de esta serie. “Hay que valorar este momento porque no todos los días se llega a una final y disfrutar este momento”, señaló.

Es una final que está equilibrada por todos lados, en delanteros, en volantes de creación, en arqueros, grandes jugadores línea a línea y hasta fuera del campo está la paridad, pues los estrategas son más que colegas, más que amigos; trabajaron juntos por 10 años en el mismo camino, ahora están en vías diferentes, Mendoza y Rueda.

Ambos están orgullosos del otro y en sus declaraciones muestran el cariño que se tienen.

“Sabemos la sapiencia de su director técnico y eso nos agrada a nosotros, poder enfrentarlos. El equipo tiene que adaptarse a un esquema que nos dé resultados, la diferencia la harán los jugadores por el conocimiento que tenemos los técnicos. La clave está en la parte colectiva. Nacional es el mejor equipo en Colombia, por su nómina, por su entrenador. Además, el profe Rueda me enseñó bien todo lo que tenía que saber para llegar adonde estoy y a él todas las gracias del mundo”, dijo Mendoza, que tiene su primera experiencia como técnico.

Entre tanto, Rueda, que busca su primer título en un club profesional, señaló: “Fueron 10 años de trabajo conjunto, de conocernos mutuamente. Me da satisfacción de saber que él se lo merece por su vocación, profesionalismo y eso hace que sepamos que es un rival dificilísimo por todo lo que se sabe que el maneja y las características de jugadores que tiene. Alexis tiene mucha capacidad, a parte de su trayectoria como jugador se fue preparando. Hay afecto y admiración por él”, finalizó el técnico, de 58 años.

La serie está igualada 1-1 en finales de Liga, pero en ambos lados sienten una desventaja, unas ganas de revancha que quieren terminar, pero, pase lo que pase, en las hinchas siempre quedará ese sabor de que la deuda no está saldada.

Compartir