Indignación por la brutal paliza a las jugadoras del Cáceres

Las jugadoras del equipo extremeño fueron agredidas por seguidores y jugadoras del Naranjo. Dos tuvieron que ir al hospital debido a los golpes.

La violencia en el deporte llegó este fin de semana a los campos del fútbol femenino. Y es que varias jugadoras del Femenino Cáceres fueron agredidas tras el partido disputado el pasado domingo ante el Naranjo en un encuentro perteneciente al grupo IV de la segunda categoría del fútbol femenino.

Dos de las jugadoras del equipo extremeño tuvieron que ir directamente al hospital el mismo domingo debido a los fuertes dolores, tal y como informa elPeriódico de Extremadura, que ha seguido muy de cerca todos los hechos. Una de ellas permanecía en cama 24 horas después de lo sucedido, aunque ninguna de las ellas corre peligro.

Las dos agredidas responden al nombre de Nerea y Selene, dos jugadoras de tan solo 21 y 23 años. La segunda tuvo que hacerse una ecografía el mismo lunes debido a los golpes recibidos en el cuello.

Por otra parte, Nerea no da crédito todavía a lo sucedido en el campo cordobés. “Estaba flipando. ‘¿Me están pegando?’, me decía a mí misma con las manos en la cabeza. Me arrojaron al suelo. Solo sé que estaba rodeada de seis o siete futbolistas de El Naranjo. Una compañera del equipo se tiró encima para protegerme y ya me llevaron para el vestuario», aseguró al Periódico de Extremadura.

El club piensa enviar un informe a la Real Federación Española de Fútbol en las próximas horas para pedir una sanción ejemplar. Una de las agresoras fue identificada y sería una de las madres de las jugadoras del equipo de Córdoba, según el club extremeño.

En la denuncia interpuesta por el Femenino Cáceres se puede leer que al acabar el partido, “unas 40 personas saltaron al terreno de juego y entre 10 y 15 comenzaron a agredir a las jugadoras”. A la pelea también se sumaron algunas futbolistas del AD Naranjo.

En ese momento no había presencia policial ya que el partido no movió suficiente afición y los agentes se personaron minutos después, cuando recibieron la llamada desde el campo del Naranjo.

El acta del colegiado recoge la invasión de campo y la expulsión de cuatro jugadoras, dos de cada equipo.

David F.Sanchidrián
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *