Escándalo en Dallas Mavericks: acoso sexual, violencia machista

Sports Illustrated publica una investigación según la cual el expresidente de la franquicia Terdema Ussery habría acosado sexualmente a numerosas empleadas.

Una investigación publicada esta noche por Sports Illustrated ha sacudido con fuerza el mundo NBA. Según la información publicada por el medio norteamericano, los Dallas Mavericks habrían convivido a diario y durante años con el acoso sexual dentro de la organización. Un entorno de trabajo al que una de las múltiples fuentes de SI que confirman el escándalo pone nombre: “casa de animales“. Otra fuente lo define como un “zoo“.

Las acusaciones que recoge la investigación se centran sobre todo en la figura de Terdema Ussery, CEO y presidente de los Mavs durante 18 años que dejó la franquicia en 2015. Según las fuentes de Sports Illustrated, hombres y mujeres que trabajan o han trabajado en los últimos años para la organización, Ussery acosaba sexualmente con regularidad a empleadas que trabajaban dentro de la propia franquicia. Durante muchos años y bajo la permisiva mirada de la oficina de Recursos Humanos (que recibió quejas de todo tipo), el expresidente habría acosado a mujeres en reuniones, ascensores, pasillos… Verbalmente e incluso físicamente.

Los Mavericks llevaron a cabo una investigación interna en 1998 después de que muchas mujeres se quejaran del comportamiento de Ussery. Según publica SI, poco después se cambió la política de acoso sexual de la empresa y se contrató a un nuevo jefe de Recursos Humanos. Ussery, con un máster de Harvard, contactos de todo tipo, hombre de negocios de éxito y amigo de David Stern (el anterior comisionado de la NBA), continuó en la empresa hasta 2015.

Algunas de las frases que recoge el artículo:

Una empleada asegura que Terdema Ussery se sentó en su mesa mientras comía en la sala de medios y le dijo que ya sabía lo que iba a hacer ese fin de semana: “Vas a participar en una orgía (gang-banged, encuentro sexual con múltiples hombres), ¿no?”. Ella le respondió que iba a ir al cine con amigos y él repitió el mismo concepto.

Una mujer, a otra que acababa de conseguir un trabajo en los Mavericks: “Hagas lo que hagas, no te quedes encerrada en un ascensor con él”. 

Una mujer que trabajó en la organización: “No te sientes segura en el trabajo y no pasa mucho tiempo hasta que empiezas a buscar uno nuevo”.

Una antigua empleada de la franquicia: “Me sentí atrapada, helada, asustada”.

Otra antigua empleada, sobre una interacción con Terdema Ussery: “Me paró cerca de la puerta principal y me dijo…”En serio, solo una vez”.

Una mujer que se quejó a su superior sobre el comportamiento inapropiado de Ussery asegura que fue amenazada con ser despedida y que su superior le dijo que se callara, que hiciera su trabajo y que aprendiera a vivir con el acoso porque era el jefe.

Otra mujer, sobre un encuentro con el expresidente: “Terdema se sentó a mi lado en las sillas que había delante de su mesa. Y según hablaba conmigo me puso la mano en el muslo izquierdo”.

Propuestas de sexo, de matrimonio, tocar gemelos y muslos de las mujeres que trabajaban en la empresa, múltiples quejas sin consecuencias a la oficina de Recursos Humanos… Ussery no estaba solo y no era el único que se comportaba de forma inapropiada dentro de la organización. Sports Illustrated se refiere al grave problema como un caso de ‘cultura corporativa’ tras entrevistar a más de 12 personas que o trabajaron o trabajan actualmente en la franquicia. Una de las fuentes habla de una cultura de protección hacia los comportamientos abusivos del hombre y de inexistente compasión hacia la mujer.

Violencia doméstica

Tras meses de investigación, Sports Illustrated destapa también un caso de violencia de género (machista) dentro de los MavericksEn este caso, el protagonista es Earl K. Sneed, periodista que llegó a la franquicia en 2010 y que continuaba trabajando en los Mavs hasta hace nada pese a haber sido acusado de violencia doméstica en una ocasión (se declaró culpable) y pese a golpear después a una compañera de trabajo con la que mantenía una relación.

¿Y Mark Cuban?

Mark Cuban, dueño de la franquicia, ha asegurado que no era consciente de que las barbaridades expuestas por Sports Illustrated hubieran ocurrido dentro de su organización. Como medida de emergencia, Cuban ha despedido al jefe de Recursos Humanos (el mismo desde los años de Ussery) y también a Earl K. Sneed.

En declaraciones al medio, Cuban ha querido dejar claro que no tenía ni idea, que está horrorizado y que, evidentemente, no es un comportamiento que toleren. Pero las fuentes consultadas por Sports Illustrated, que sostienen que ni los jugadores del equipo ni el dueño han tenido jamás un comportamiento inapropiado, no piensan lo mismo. “Os aseguro que Mark se entera de todo lo que pasa“, apunta una fuente. “Claro que Mark lo sabía (hablando del acoso sexual). Todo el mundo lo sabía“, asegura otra.

Comunicado oficial de la NBA

La NBA ha publicado esta mañana un comunicado oficial en el que confirma estar al tanto de lo sucedido y asegura que seguirá de cerca la investigación, ya que las acusaciones hablan de un comportamiento inaceptable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *