«El presidente de la Federación tenía una habitación secreta donde violaba a las niñas»

Khalida Popal, primera capitana de la Selección Afgana, contó a El Mundo que tuvo que abandonar el país tras recibir amenazas, en parte por jugar al fútbol.

Khalida Popal ha pasado estos días por España para presentar Girl Power, una organización destinada a proyectar a mujeres refugiadas en el fútbol. Esta es su historia. Popal fue la primera capitana de la Selección Afgana y tuvo que abandonar el país tras recibir amenazas, en parte por jugar al fútbol, un deporte de hombres.

En una entrevista en El Mundo, ha contado con todo detalle los abusos sexuales que se han sucedido en la Federación afgana por parte del presidente. Keramuddin Keram está a día de hoy suspendido por la FIFA pero sigue regentando el cargo de máxima autoridad del fútbol en el país. «Algunos de los representantes de la Federación comenzaron a abusar de nuestras jugadoras. Nos quejamos. Profundizamos. Yo comencé mi propia investigación. Encontré que el autor de esa violencia era el presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán. Tiene una habitación secreta en su oficina donde mete a las niñas. Y allí las viola y después las suelta», confirmó.

Popal, desde el exilio, ayudó a que todo este proceso saliera a la luz. De momento no ha servido de mucho, ya que la FIFA no concluirá su investigación hasta dentro de un año. Y la Fiscalía afgana no ha avanzado en sus pesquisas.

As.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *