Deportivo Cali se mete en los ocho con doblete de Roa

Los verdiblancos llegaron a 17 puntos tras superar 2-0 a Chicó, que jugó con un hombre menos desde el minuto 9, este domingo en el estadio de Palmaseca.

Helibelton Palacios, liberado de cadenas, imponente por el costado derecho, centró al área, Ronnie Fernández buscó el balón por elevación, también lo hizo el defensor Carlos Díaz, quien en el saltó golpeó con su antebrazo fuerte en la cara al chileno, el árbitro sancionó la acción como penalti, le mostró la roja a Díaz y desde ese momento el camino se hizo llano para el Deportivo Cali. Andrés Roa convirtió el cobro en gol, lanzó rastrero al palo derecho del arquero, quien se tiró al costado contrario (11’).

Un par de minutos después, Helibelton volvió a la ofensiva, dejó a un par de rivales en su carrera, tiró nuevamente el centro al área y Roa disparó de primera y metió el balón arriba, cerca del travesaño (13’). Tras la segunda anotación, tempranera, Deportivo Cali prefirió la calma en lugar de continuar impetuoso en la búsqueda de golpear con saña al Chicó. El partido fue tan frío como la tarde-noche en el estadio de Palmaseca.

En inferioridad numérica, el conjunto de Tunja excluyó del campo a su único delantero, Edwards Jiménez, e ingresó a un mediocampista de contención, se recogió, taponó las vías de acceso de los vestidos de rosa, que por momentos se decidieron a ir al frente, ante la descoordinación en marca de los locales. Poco antes de que se cerrara el primer tiempo, Miguel Caneo, frente al arco, disparó cruzado y el balón se fue cerca del vertical derecho de la portería defendida por Camilo Vargas, quien tuvo un partido de sosiego.

Benedetti se excedió en la individual durante los primeros minutos del segundo tiempo; debió buscar sociedad con Fernández, pero quiso celebrar su gol, no lo logró y en consecuencia, fue excluido del campo. Máyer Candelo y Hárold Preciado entraron a la cancha. El otro excluido fue Jeison Angulo, lo cual permitió que Luis Manuel Orejuela –inició como extremo por derecha- volviera a posicionarse como lateral izquierdo, la posición improvisada en la que ha jugado los últimos partidos.

Chicó, agrupado en su campo, cada vez más esforzado por que el Cali no le generara pisadas en el área, no tuvo arrestos para inquietar la portería rival, aunque insistieron con los balones de costado enviados por Caneo. En el otro arco, Preciado elevó un disparo y luego reclamó como penalti una acción en la que chocó con el arquero José Hubert Escobar.

Cali con un hombre más durante la mayor parte del partido, lució como suele serlo, desvencijado, sin una dosis de deseos de gobernar en el campo. Los de Mario Yepes llegaron a 17 puntos y pasaron a la séptima casilla, el próximon jueves visitarán a Santa Fe en el estadio de Techo. Chicó se quedó en la última posición con solo 4 puntos.

As.com Cali

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *