Cuatro claves para que los Dodgers puedan darle giro a la Serie Mundial

BOSTON — Ahora abajo 0-2 en la Serie Mundial tras su derrota ante los Medias Rojas el miércoles, los Dodgers no pretenden realizar cambios drásticos a la fórmula que los tiene en el Clásico de Otoño por segundo año consecutivo.

Recuerden, Los Angeles fue un club que comenzó la campaña con foja de 16-26. Este conjunto también estuvo abajo contra los Cerveceros 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y logró recuperarse.

Deberán hacerlo otra vez. En la historia de las series de siete partidos en la postemporada con el formato 2-3-2, los equipos que ganaron los primeros dos compromisos como local se han llevado la serie en 41 de 51 ocasiones. Los últimos 10 clubes que ganaron los primeros dos juegos de la Serie Mundial se han coronado campeones.

“Debemos encontrar una manera de ganar un partido”, manifestó el piloto de Los Angeles, Dave Roberts. “Pienso estuvimos a la altura de ellos. Obviamente, estamos en desventaja en la serie, pero ellos realizaron los pitcheos necesarios. Y cuando ellos amenazaron, pegaron los hits y nosotros no”.

Los Dodgers consiguieron 92 victorias durante la temporada regular porque tenían fe en su mentalidad en el plato, su profundidad en la ofensiva y su pitcheo abridor. Dicha confianza no se ha perdido, pero están a dos derrotas de ver la temporada llegar a su final.

Las siguientes son las cuatro claves para que Los Angeles pueda darle un giro a la Serie Mundial:

1. Anotar primero y con frecuencia
Esta postemporada los Medias Rojas llevan marca de 9-0 cuando anotan primero y encabezaron las Grandes Ligas cuando prendieron la pizarra en la campaña regular.

Ese patrón tendría que romperse si los Dodgers, quienes tienen récord de 4-2 en estos playoffs cuando anotan primero, quieren ganar su primer Clásico de Otoño desde 1988. También deberán mejorar con corredores en posición de anotar.

El club de Los Angeles ha bateado de 47-11 (.234) con dos outs y corredores en posición de anotar esta postemporada y se han ido de 4-1 en dichas situaciones en la Serie Mundial. En general, los Dodgers llevan promedio de .191 (de 94-18) en octubre y han bateado de 10-2 con corredores en posición de anotar en este Clásico de Otoño.

Dodgers toman la ventaja

2. Conseguir el tercer out
Las fallas defensivas, el no ejecutar los lanzamientos en cuentas claves y dar outs extras nunca es una buena estrategia — y el no ponerle punto final a una entrada sobresale más en la postemporada, especialmente en la Serie Mundial.

En los Juegos 1 y 2, los Patirrojos pegaron siete imparables con dos outs y batearon de 8-4 con dos outs y corredores en posición de anotar. Además, Boston ha anotado 10 de sus 12 carreras en esta Serie Mundial con dos outs. Es un dato impresionante teniendo en cuenta que llevan promedio de .415 (de 41-17) con dos outs y corredores en posición de anotar esta postemporada.

La defensa de Los Angeles, no fue sólida pese a que no cometió ningún error en el Juego 1, pero lució bien en el Juego 2. En ocasiones se debe elogiar al equipo que consiguió 108 triunfos en la temporada regular. Pero principalmente se trata de ejecutar y si los lanzadores de los Dodgers pueden hacerlo, el equipo tendría la oportunidad de evitar que los Medias Rojas inicien un ataque.

Urias finishes off perfect frame

3. Los zurdos deben comenzar a contribuir
Los Dodgers tendrán la oportunidad de contar con sus bateadores zurdos en la alineación titular con el derecho Rick Porcello como el abridor de los Patirrojos en el Juego 3 y posiblemente contra Nathan Eovaldi en el Juego 4. Estas son buenas noticias para Los Angeles.

Simplemente, la presencia de los toleteros zurdos como Cody Bellinger y Max Muncy presentan la posibilidad de darle vuelta a la serie a favor de los Dodgers. Durante la campaña regular, los bateadores zurdos de los azules encabezaron las Grandes Ligas con OPS total de .837 contra los serpentineros diestros.

Muncy, Bellinger, Joc Pederson y el cubano Yasmani Grandal pegaron un total de 90 jonrones y registraron OPS de .901 en más de 1,500 turnos durante la temporada regular.

“Es difícil tener a muchachos como Pederson, Muncy, Bellinger en la banca, pero es algo que hemos hecho varias veces en septiembre y durante esta postemporada — algo que nos ha dado éxito”, explicó Roberts. “Y esos muchachos todavía están viendo acción. Pero, reitero, los que estén en el lineup simplemente deben producir”.

4. Contar con más entradas de sus abridores
El novato derecho Walker Bueheler es el as del futuro y el viernes en el Juego 3 deberá lanzar como el as del presente.

Ni el abridor del Juego 1, Clayton Kershaw, ni Hyun-Jin Ryu en el Juego 2, pasaron del quinto capítulo y otra breve apertura presentaría la posibilidad de exigir al bullpen.

El cerrador Kenley Jansen y Dylan Floro son los únicos que no han lanzado en esta Serie Mundial. También es incierta la disponibilidad del zurdo mexicano Julio César Urías y del veterano Ryan Madsondespués de lanzar en los Juegos 1 y 2. La buena noticia es que todos tendrán un día de descanso el jueves.

 MLB.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *