Contador: “Ahora se me abren mil opciones cara al futuro”

El madrileño ha hecho una planificación específica esta temporada para llegar lo más en forma posible al Tour. En Cuenca atendió a AS.

¿Cómo lleva su preparación para el Tour?

—Por el momento voy bien. He estado tres semanas en el Teide concentrado al cien por cien para prepararme lo mejor posible, después vino una pequeña puesta a punto con mi Marcha en Cuenca (se celebró el domingo), y desde ahí ya los últimos ajustes para regresar en el Dauphiné (5-12 junio). Son ocho etapas con rivales de la categoría de Chris Froome.

—¿Cuál es su planteamiento de cara al Dauphiné?

—Me lo planteo diferente a las carreras del principio de temporada, porque el objetivo es poner el cuerpo a punto para el Tour. Es una prueba muy dura y exigente. Ya hay mucho trabajo detrás y se verá. También habrá días duros en los que podré ver cómo estoy respecto a los rivales. Cuando termine sabré si tengo que dar más intensidad a los entrenamientos o si debemos ir un poco más cautos.

—Todo por el Tour.

—Desde luego. La intención es optar a lo máximo: la victoria. Pero los rivales también se preparan muy bien y sabemos que es difícil, pero hay que ir con ese pensamiento. No he tenido ningún contratiempo y he podido asimilar el principio de temporada, que fue bastante intenso. Ahora toca iniciar este segundo pico de forma, y de momento las cosas van bien. Incluiré la novedad de que correré el Campeonato de España de fondo, pensando en el Tour y en los Juegos.

—¿Cómo ve a sus grandes rivales: Chris Froome y Nairo Quintana?

—Cuando llegas al Tour, me planteo que todos van a estar en óptimas condiciones. Luego piensas que, por lo general, en las primeras semanas Froome marca diferencias y luego va un poco a menos, en especial en la última semana; mientras que Nairo es todo lo contrario, que le cuesta más al principio y luego en la última semana va muy fuerte. Tienes que ser consciente de ello, pero no me importa lo que hayan ganado antes. Son los dos rivales más fuertes y hay que estar pendiente de ellos. En mayor o menor medida, los dos han andado bien.

—¿Qué balance hace de su primera parte de la temporada?

—Me he quedado satisfecho. En París-Niza pasó lo que pasó con la suspensión por la nieve de una etapa que me venía bien. Mis opciones se reducían a cero, pero al final luchamos hasta el último día y no se ganó por cuatro segundos (venció Geraint Thomas). La gente disfrutó ese día con el ciclismo. En Cataluña, en la jornada de montaña, Nairo me soltó en el último momento. Cogí más responsabilidad de la cuenta y cedí por siete segundos, pero las sensaciones fueron buenas. Y ya en el País Vasco, sabía que si lograba hacer una buena crono me llevaría la victoria y así fue. Además, ahora mismo me siento mejor que el año pasado en el que a estas alturas estaba destrozado por la exigencia del Giro de Italia.

—¿Baraja patrocinadores para un equipo propio?

—En estas fechas hay mucho movimiento en el mercado y se abren mil opciones que estamos barajando. Hace dos meses decidí que iba a continuar sí o sí en el ciclismo, porque disfruto mucho con lo que hago. Tenemos diferentes opciones, muy atractivas la mayoría. Hay contactos con sponsors, pero los plazos ya son bastante tardíos y cada vez la opción de un equipo propio tiene menos peso, no se trata de sacarlo por sacarlo. Todo apunta a que iré a una escuadra que esté dispuesta a invertir en mí y en mi grupo. A estas alturas, con un equipo propio no tendría las mismas garantías que si voy a una estructura ya bien formada (se rumorea la opción de Trek).

—¿Citroën podría ser uno de esos patrocinadores?

—Nosotros estamos encantados con que Citroën patrocine la Fundación Alberto Contador. En el Tinkoff también tenemos coches Citroën. Los vehículos son muy importantes, porque hay que pasar mucho tiempo en ellos: en el equipo llevamos setenta.

—¿Correrá la Vuelta a España?

—Veo posible correr. Va a ser un año muy exigente, con lo que ya llevamos, ahora el Tour, y luego me gustaría estar en los Juegos de Río. Después apenas hay tiempo para llegar a la Vuelta a España. Es una carrera que siempre se me ha dado muy bien, pasas por todos los sitios como si fuera tu casa. Hay un porcentaje alto de que la corra.

—Si gana la Vuelta este año, sería récord: cuatro.

—¡Pues eso suma más posibilidades de ir!

—¿Y Río 2016? ¿Qué le parece el circuito?

—Me gusta el recorrido. Es de las pocas veces que en Juegos o Mundiales se nos da opciones a corredores de mis características. Es después del Tour y se llega en buen estado de forma. Se trata de un trazado para escaladores y me motiva para prepararlo con más ganas. Podemos tener una Selección muy potente.

—¿Para 2017 su objetivo seguirá siendo el Tour?

—Sin duda alguna. En caso de ir a un equipo ya formado, lo que quieren es eso. Para ello también tienes que fortalecer esa estructura y ese será el objetivo.

—Muchos chavales quieren ser como Alberto Contador. ¿Qué recomendación les daría?

—La lástima es que escasean las escuelas. Pero el ciclismo es uno de los deportes que más te puede ayudar en salud y a formarte como persona. Te da una serie de valores que otros deportes no te dan. Tienes que ser sacrificado, tener compañerismo, hacer grupo, tomar decisiones que otros toman más adelante… Cuando pusimos en marcha la Fundación, no fue para hacer ciclistas profesionales, fue para formar chavales. Los que lleguen a profesionales, enhorabuena, pero los que no, que no lo tomen como un fracaso, y que lo que hayan vivido les ayude a seguir con la bicicleta.

—¿Influye la preparación psicológica?

—Es fundamental. Me han preguntado que si he tenido psicólogo. No lo he tenido nunca. Creía que podía afrontar las situaciones y lo hice. Empecé a montar en bici con 15 años, y entonces llegaba a las bajadas y en dos curvas me quedaba. Es un miedo difícil de superar. En juveniles, amateurs y el primer año de profesionales, me pasaba igual. Y pensé: “No puede ser que corone con los primeros y luego me quede bajando”. El afán de superación hizo que ahora pueda atacar bajando. Es importante tener una buena cabeza, y si no eres profesional, tómalo como hobby. Muchas veces los padres ponen más presión de la debida a los chavales, lo primero es disfrutar.

Jesús Mariano Martín

Jesús Mariano Martín – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *