Conoce a Tite, el nuevo entrenador de Brasil

Equilibrado, innovador y disciplinado, el entrenador del Corinthians es uno de los más victoriosos y respetados del país en el siglo XXI.

Adenor Leonardo Bachi, más conocido como Tite (Caxias do Sul, 55 años), es uno de los más respetados y victoriosos entrenadores de Brasil en el siglo XXI.

Campeón del Mundial de Clubes, Libertadores y dos veces del Brasileirão con el Corinthians, este gaucho de habla tranquila tiene en el equilibrio, constancia, estudio y carácter sus principales características.

Gaucho como Dunga, sus similitudes terminan ahí.

Tite dirigió a los dos grandes clubes del Río Grande do Sul, Grêmio e Internacional – alcanzando éxito en los dos. Con el Gremio ganó la Copa do Brasil en 2001 y con el Inter la Copa Sudamericana en 2008.

Pero fue en el Corinthians que el entrenador alcanzó el estrelato.

Llegó al Timão en 2011 con el club en crisis y fue capaz de ganar el Campeonato Brasileño en su año de estreno.

El año siguiente, llegó a lo más alto que un entrenador sudamericano puede llegar: ganó invicto la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes ante el todopoderoso Chelsea de Torres, Mata y Hazard.

En 2014 decidió tomarse el año sabático para actualizarse como profesional y viajar el mundo aprendiendo con algunos de los mejores entrenadores.

Hizo prácticas con Carlo Anceloti en el Real Madrid, Arsene Wenger en el Arsenaly Carlos Bianchi en el Boca Juniors, entre otros.

Volvió al Corinthians el año siguiente y volvió a ganar el Brasileirão.

Conocido por su caracter, ética y honestidad en el trato con los jugadores, dirigentes y prensa, Tite rechazó contactos con la CBF en cuatro ocasiones, por no aceptar negociar mientras otro entrenador estuviera en el mando de la selección.

Sus equipos son sólidos, eficientes, con alta intensidad y gran aplicación y disciplina táctica.  A pesar de su primera preocupación ser la estabilidad defensiva, sus equipos saben atacar y hacen daño al rival de manera gradual y cadenciada. Valorando la posesión del balón y esperando con paciencia las brechas presentadas por los rivales.

Fernando Kallás

Fernando Kallás  –  AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *