Colombia es puro coraje: Empata con Uruguay

Con dos goles de cabeza la Selección terminó 2-2 frente al líder de la Eliminatoria en Barranquilla. Con 17 puntos sigue en puestos de clasificación. Mina y Aguilar los mejores.

¡Sí se puede!, ¡Sí se puede!, ¡Sí se puede!, gritó El Metropolitano. ¡Y sí se pudo!Colombia rescató un empate 2-2 en un partido que se veía perdido contra Uruguay, en el inicio de la segunda vuelta de camino a Rusia 2018. Llegó a 17 puntos y sigue en la parte alta de la clasificación de la Eliminatoria luchando por el tiquete directo al próximo mundial.

El primer tiempo fue parejo. Si bien Colombia -por las obvias razones de la localía- empezó mandando en el partido y tuvo más la pelota, nunca fue superior a Uruguay en trámite de juego y posibilidades de gol.

Es más, el equipo de Tabárez lo superó en opciones, porque en el último minuto Cavani tuvo el 2-1 pero Ospina salvó en la raya.

Los de Pékerman, aparte del gol, no generaron peligro en la portería de Muslera, que tuvo un PT tranquilo.

La razón de eso fue que el trabajo se hizo bien hasta tres cuartos de cancha, en donde Aguilar y Sánchez sacaban el equipo, Cuadrado abría la cancha por derecha, Macnelly -de baja calificación- intentaba filtrar balones por la mitad y Muriel hacía lo suyo por la izquierda.

El problema estuvo en el punta, en Carlos Bacca, que sigue divorciado con el gol, la pelota y hasta con un sector de la tribuna. Se le ve muy solo arriba. Siempre incómodo para recibir el balón entre los centrales. Y cuando la recibe no sabe cómo resolver. Ahí el circuito futbolístico, en función ataque, fracasa. Después hubo cambio de posiciones entre Cuadrado (derecha a izquierda) y Muriel (de izquierda a derecha).

El gol llegó por pelota parada. Cobro de tiro de esquina de Muriel desde oriental y los uruguayos, que tenían referencias a Yerry Mina y Óscar Murillo, descuidaron aAbel, que cabeceó solo en el minuto 14 para poner el 1-0.

Lo de Uruguay, que tuvo en Carlos Sánchez a su mejor hombre, era como se esperaba: un 4-4-2 que por momentos era un 4-5-1 porque Cavani flotaba por la izquierda. Arriba jugó Suárez, que solo apareció en el 2-1.

El empate llegó en medio de la lluvia luego de un cobro desde occidental que Cristian Rodríguez conectó de cabeza.

Pékerman, intuyendo que con el 1-1 Tabárez se iba a cerrar en defensa para apostarle al contragolpe (tal cual sucedió), envío a Cardona (46’) y Roger Martínez (57’) para el segundo tiempo buscando fortalecer el volumen ofensivo y el circuito de juego con Macnelly y Cuadrado.

Y el plan dio resultado, al menos en el funcionamiento colectivo. El equipo mejoró en ataque y generó las opciones que no tuvo en la etapa inicial. Roger fue más que Bacca y Cardona lo hizo mejor que Muriel.

El problema fue que el balón no entró. Y Pitana tampoco ayudó porque hubo mano clara en el área uruguaya que no sancionó.

Al que sí le entró fue a Luis Suárez, que a 13 del final aprovechó una falla de Óscar Murillo (también se había equivocado en el 1-1) y castigó abajo como lo hace en el Camp Nou. Nada que hacer para Ospina.

Berrío ingresó por Arias para sumar en ataque y el gol por fin llegó: Yerry Mina marcó el tanto de la igualdad que levantó al Metropolitano. ¡Sí se puede!, gritó la gente.

Cuatro de seis el balance en esta fecha doble para Colombia, que luchó, empujó y mejoró en ataque en la segunda parte. Con 17 puntos, la Selección sigue en puestos de clasificación.

Próxima parada en noviembre: Chile en Barranquilla y Argentina en San Juan.

William Alonso Rodríguez Barranquilla – As.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *