Colombia enfrenta la ambición y la voluntad de Estados Unidos

Hoy a las 8:30 p.m. el Levi’s Stadium será el escenario del partido inaugural de la Copa América entre Estados Unidos y Colombia. Por diferentes razones, ambos equipos parten como opcionados al título.

Dos viejos conocidos dirigirán el espectáculo de inauguración de la Copa América del centenario. En la previa los halagos fueron y vinieron entre dos entrenadores que se conocen dentro y fuera de la cancha. Klinsmann y Pékerman, José y Jürgen serán los encargados de marcar la pauta en el primer juego del torneo. Se enfrentaron en Alemania 2006 y hace dos años se midieron en un amistoso que Colombia ganó sobre la hora con goles de Carlos Bacca y Teo Gutiérrez en el estadio del Fulham.

Estados Unidos es ambición, hambre y orden; a Colombia se le exige protagonismo desde las individualidades, la técnica y el proceso, ya que si bien después del Mundial el equipo sufrió la salida y llegada de jugadores clave, durante los más de 4 años que Pékerman ha estado al frente, la selección ha insistido en una manera de convivir y de jugar que trae resultados. Además, en la última fecha de Eliminatoria, el técnico encontró un equipo que lo convence futbolísticamente, desde el camerino y al que le dará rodaje.

4-2-3-1 es el sistema que le dio resultado a Colombia ante Ecuador en Barranquilla, que aseguró el partido ante Haití y con el que ha recuperado los circuitos de juego en el mediocampo, generando más volumen ofensivo. Cuadrado, Cardona y por supuesto James serán los responsables de la creación para Bacca, único delantero de área en la convocatoria. La Selección cuenta con nombres importantes que le pesan al rival a la hora de planear el partido, pero sin duda el jugador llamado a ratificar su gran momento en el equipo es Sebastián Pérez: socio en ataque y respaldo cuando se pierde la pelota.

A pesar de que Klinsmann fue nombrado al mando de Estados Unidos en 2011, el cambio generacional y las características históricas de su juego, hacen que aún prevalezca el juego físico y de velocidad. El USA Team cuenta para la copa con una nómina mixta entre jugadores de experiencia y nuevos talentos con el que en sus últimos partidos ha apostado por un módulo 4-3-3 dejando de lado el tradicional 4-4-2, en el que sus hombres clave son los mediocampistas Michael Bradley (Toronto),Jermaine Jones (Colorado Rapids) y Alejandro Bedoya (Nantes), así como el delantero Clint Dempsey (Seattle Sounders).

El técnico alemán busca tener un equipo compacto que pase a un 4-5-1 en fase defensiva para hacer frente a las transiciones rápidas defensa a ataque de Colombia, ocupando los espacios a lo ancho de la cancha. Klinsmann insiste en que la Copa será una gran oportunidad de medir su proyecto ante grandes nombres del fútbol (la Concacaf es otra nivel), así como el escenario ideal para que sus jugadores demuestren que tienen las condiciones de élite. Hasta el momento, el único jugador confirmado por el DT en la titular es el portero Brad Guzan (jugador de Aston Villa, el club de Carlos Sánchez) a quien nombró como su número 1.

Klinsmann afirma que no se puede dar el lujo de hacer cálculos sobre qué le convendría más en la siguiente ronda. Su frase de batalla es el famoso partido a partido en el que espera sacar ventaja de las debilidades de sus rivales. Pékerman, en una línea de discurso cercana, asegura que además de competir por un trofeo,la competencia hace bien para probar el proceso y consolidar al equipo. En el país en el que el deporte es espectáculo, luces y brillo, hay expectativa por un partido inaugural que corresponda. Con un duelo de grandes, inicia la Copa Centenario.

Alineaciones probables:

Estados Unidos: Brad Guzan; Michael Orozco, Anthony Brooks, Geoff Cameron, Matt Besler; Jermaine Jones, Michael Bradley, Alejandro Bedoya; Bobby Wood, Clint Dempsey y Gyasi Zardes.

Colombia: David Ospina; Farid Díaz, Jeison Murillo, Cristian Zapata, Santiago Arias; Daniel Torres, Sebastián Pérez; Edwin Cardona, James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado; y Carlos Bacca.

Sarah Castro Lizarazo

Sarah Castro Lizarazo – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *