Carlos Beltrán da la cara por los latinos con su home run 400

El puertorriqueño llegó a las cuatro centenas en las Mayores y como con el primero, su bambinazo ayudó a su equipo a llevarse la victoria.

Carlos Beltrán se unió a un grupo selecto con un swing histórico para darle brillo a lo que, en general, fue un cierre de semana discreto para los peloteros latinos en Grandes Ligas.

El boricua disparó su jonrón 400 en las Mayores este domingo para convertirse en eltoletero número 54 que llega a esa cantidad de bambinazos en la historia de las Mayores y en el tercer purerorriqueño que logra la hazaña.

Beltrán, de 39 años y con 19 años en la Gran Carpa, elevó su cuota de bambinazos a 400 y a ocho en la actual campaña al volarse la barda con uno a bordo en el sexto inning del triunfo de los Yankees, 7-6 sobre Medias Blancas.

El puertorriqueño inició su carrera en 1998 con los Reales de Kansas City, con quienes conectó 123 de sus jonrones en seis campañas y media. Su primer cuadrangular llegó el 10 de abril de 1999, un tablazo solitario en la segunda entrada de un duelo que los Reales ganaron por 9-4 a Medias Blancas.

Al ser cambiado a Houston en 2004, jugó con los Astros el resto de esa temporada y con ellos pegó 23 cuadrangulares.

Con los Mets se voló la barda en 149 ocasiones de 2005 a 2011, temporada esta última en la que fue canjeado a San Francisco, donde sumó sólo siete bambinazos el resto de ese calendario. En dos temporadas con San Luis sumó 56 jonrones y con los Yankees 41 desde 2014.

En la lista de más jonrones en la historia, Beltrán está a siete bambinazos de alcanzar a Duke Snider, quien ocupa el lugar 53.

LATINOS EN LA LOMA

Desde la loma, los lanzadores latinos tuvieron resultados discretos, pero en algunos casos, como el del cubano José Fernández, su actuación fue clave.

Fernández sumó su quinto triunfo del año al someter al lineup de Washington –que no contó con Bryce Harper ni dos titulares más—con 11 ponches a cambio de sólo cuatro hits y una carrera.

Pero, Fernández (5-2) no limitó su efectividad a la loma. El cubano se dio el lujo de pegar un hit productor de dos carreras con dos outs en la pizarra para ayudar a los Marlines a vencer 5-1 a Washington.

Por su lado, el dominicano Ubaldo Jiménez terminó sin decisión el pasado 12 de mayo al permitir nueve imparables, cuatro carreras, regalar cuatro pasaportes y ponchar a dos rivales en la victoria de Baltimore, 7-5 sobre Detroit.

Otro que no las tuvo todas consigo fue el mexicano Marco Estrada, quien terminó sin decisión el pasado 14 de mayo para llegar a tres aperturas al hilo sin ganar o perder, luego de trabajar seis entradas, tolerar cinco hits, permitir cinco carreras, cuatro limpias, regalar cuatro bases por bolas y ponchar a cinco en un duelo que Toronto perdió 6-5 ante Texas.

EL MADERO HACE UN POCO MÁS DE RUIDO

Sin producciones espectaculares, varios toleteros latinos al menos han ganado regularidad con el bat.

Como parte de una ofensiva que ha lucido prácticamente imparable la última semana, el dominicano Hanley Ramírez, primera base de Boston, suma siete juegos consecutivos con hit y ocho imparables en los últimos cuatro partidos.

En ese último lapso, Ramírez batea para .500 con cuatro carreras producidas.

El cubano Kendrys Morales, quien ha sufrido un lento arranque de temporada, parece comenzar a espabilarse.

Morales, quien batea para un anèmico .201 como designado de Kansas City, ha pegado de hit en cuatro de sus últimos cinco juegos con dos cuadrangulares, el más reciente, un bambinazo de dos carreras la tarde del domingo 15 de mayo y con el que dejó tendidos en el terreno a los Bravos de Atlanta.

Por su lado, Robinson Canó, infielder de Seattle, rompió una racha de 13 juegos con hit al irse en blanco este domingo en tres turnos ante Anaheim.

Canó cerró la semana con tres hits en 10 turnos en tres juegos y sólo una carrera producida.

El también dominicano, Albert Pujols, ha sido regular con el bat al promediar .272 con dos jonrones y cinco carreras remolcadas en los últimos cuatro partidos, aunque el domingo se fue en blanco en cuatro viajes a la caja de bateo ante Seattle.

Pese a que los bats latinos fueron aplacados el fin de semana, esto no impidió que, como en el caso de Beltrán, escribieran algo de historia, como con el cátcher puertorriqueño de San Luis, Yadier Molina, quien el domingo pegó su primer extra base como emergente en el triunfo de los Cardenales sobre Dodgers.

Ivis Aburto

Ivis Aburto – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *