Brazos que maniatan y bates que aún no se espabilan

Los pitcheos del cubano José Fernández con Miami y del mexicano Marco Estrada hipnotizan a los rivales; David Ortiz es un monstruo con el madero.

El aporte latino es palpable desde la loma, la caja de bateo, en las bases y en los jardines, es decir, es invaluable en cualquier punto del diamante.

Sin embargo, los brazos latinos fueron los que se lucieron durante el cierre de semana, particularmente en la jornada dominical con actuaciones dominantes y que rayaron en lo histórico.

JOSÉ FERNÁNDEZ NO DEJA PASAR NI EL AIRE

El cubano José Fernández simplemente anda intratable y a los Marlines les ha resultado suficiente su desempeño.

Fernández (9-2) lanzó una joya con pelota de cuatro hits en siete entradas y ponchó a 14 bateadores para vencer en el duelo de pitcheo a Matt Harbey y guiar a Miami a vencer 1-0 a los Mets.

Fernández, quien había regalado un pasaporte en cada una de sus dos aperturas anteriores, no le dio ni un pase gratis a la primera almohadilla a los Metropolitanos para enfilarse a sumar su octava victoria en igual número de salidas.

Fernández no pierde desde el 23 de abril, cuando los Marlines cayeron ante San Francisco y desde entonces, su efectividad es de 1.60 con 64 chocolates y 14 bases por bolas.

MARCO ESTRADA, CERCA DE LA HAZAÑA

El mexicano Marco Estrada tardó, pero poco a poco entró en ritmo y su desempeño en su última salida así lo indica.

Estrada sumó su tercera victoria del año al lanzar una joya de pitcheo que le hizo llevar un juego sin hit hasta la octava entrada, actuación con laque ayudó a Toronto a vencer 5-4 a Boston.

Estrada (4-2) perdió la posibilidad del juego perfecto al regalar base por bolas a los primeros dos bateadores que enfrentó y más tarde retiró a 19 rivales antes de que Chris Young le destrozara el sin hit con un jonrón en la baja de la octava entrada que puso la pizarra 5-1 a favor de los Azulejos.

Tras el bambinazo de Young, Estrada se mantuvo en la loma, sacó los últimos dos outs del inning y salió a la loma en el noveno episodio, pero un hit de Dustin Pedroia marcó el final de su labor.

El bullpen, en particular el cerrador Roberto Osuna, casi echa a perder la labor de su compatriota al permitir tres carreras de los Medias Rojas con dobles productores de David Ortiz – que mandó a Pedroia a notar– y Hanley Ramirez y sencillo remolcador de Jackie Bradley, pero el taponero mexicano logró poner fin a la amenaza patirroja.

Estrada inició con mara de 1-2 en sus primeras cuatro salidas y víctima en varias ocasiones de la irregularidad con el bat de su ofensiva, se fue sin decisión en cuatro aperturas, pero en sus últimas dos se ha llevado el triunfo.

AMIGOS, HE VUELTO

El lanzador venezolano Carlos Carrasco regresó el pasado 2 de junio a la rotación de Cleveland tras recuperarse de un tirón en el muslo izquierdo y aunque terminó sin decisión, su presencia le da tranquilidad a los Indios.

Carrasco, quien no lanzaba desde el 24 de abril, lanzó cinco entradas y permitió nueve hits y tres carreras ante Kansas City en un duelo en el que Cleveland ganó 5-4 con dos carreras en la novena entrada.

JULIO URÍAS, UN TRABAJO EN PROGRESO

Dos salidas no dicen nada sobre el futuro a largo plazo en la carrera del mexicano Julio Urías, pero sí dan información sobre su desarrollo.

El lanzador, considerado el mejor prospecto en la posición de pitcher en Grandes Ligas, fue llamado de regreso por los Dodgers para ocupar el lugar en la rotación del lesionado Alex Wood y aunque sufrió su primer revés en la Gran Carpa, dio señas de mejoría en relación a su primera experiencia en la loma con la novena angelina.

Urías (0-1), cuya primera experiencia en las Mayores se dio en la loma del Citi Field ante los Mets el pasado 27 de mayo, tuvo la tarea de abrir en el montículo de Wrigley Field ante los Cachorros. Dos tareas nada sencillas para un novato.

El de Culiacán, Sinaloa, fue apedreado por la poderosa artillería de los Cachorros, que le propinó tres jonrones, ocho imparables en total y seis carreras, cinco limpias, en cinco entradas de labor.

Sin embargo, a diferencia de lo sucedido ante Mets, cuando regaló cuatro pasaportes, Urías mostró mayor control en sus disparos a home y sólo regaló una base por bolas, por lo que una de las siguientes tareas del pitcher mexicano sería darle mayor velocidad a su recta, a la que le puede añadir tres o cuatro millas para sacar de balance a los bateadores.

Mientras Urías trabaja para adaptarse a las Mayores, el colombiano José Quintana no encuentra la suya con los Medias Blancas y sufrió su quinta derrota consecutiva.

Quintana (5-6) trabajó cuatro entradas y dos tercios y permitió nueve hits y cinco carreras, dio tres pases gratis y ponchó a cuatro en el duelo en el que los patipálidos cayeron 5-2 ante Detroit.

Quintana no gana desde el 8 de mayo y en sus últimas cinco salidas, la ofensiva de Medias Blancas sólo ha anotado más de dos carreras en una ocasión.

EL BAT DE ORTIZ HACE MÁS RUIDO

Manny Machado y David Ortiz sostuvieron un duelo atractivo con el madero el miércoles y jueves pasados, pero sólo el toletero de Boston pudo darle continuidad a su desempeño.

En la serie entre Baltimore y Boston, rivales en el Este de la Americana, Ortiz pegó tres jonrones en dos juegos y produjo cuatro carreras, mientras que Machado, de sangre dominicana, pegó dos jonrones y remolcó cinco carreras para la causa de los Orioles.

Sin embargo, tras pegar un cuadrangular y producir tres carreras el pasado jueves, el bat de Machado se apagó y sólo pegó un hit en 10 turnos en sus siguientes tres juegos.

Por su lado, Ortiz se fue de 9-4 con tres carreras remolcadas en los últimos tres partidos de los Medias Rojas.

Otro dominicano que no tarda en explotar con el bat es Robinson Canó, de Seattle y quien en los últimos partidos de los Marineros ha pegado cinco imparables en 10 viajes a la caja de bateo.

Canó ha hecho contacto con la pelota consistentemente, aunque sin empujar a compañeros a la goma, pero el hecho de que ponga en juego la pelota y se embase en el proceso es indicio de que es sólo cuestión de tiempo para que el infielder de Seattle haga pesar aún más sus turnos con el bat.

Ivis Aburto

Ivis Aburto – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *