Borja con doblete deja a Nacional a un empate de final

El verde ganó 2-0 en Sao Paulo con dos tantos del goleador Miguel Borja. Un empate en Medellín lo clasifica a la final de la Copa Libertadores.

¿Goles en el Morumbí? «Espero que el arco se abra», dijo Miguel Borja en la previa. Y el arco se le abrió en un mítico escenario, en el que Atlético Nacional por primera vez ganó (0-2) gracias a las dos anotaciones del goleador del FPC, que fue figura y supo sortear un debut en la semifinal de la Copa Libertadores.

No fueron fáciles los primeros minutos en Sao Paulo. Pero ya el equipo verde mostró que sabe sufrir los partidos y golpear en el momento preciso. Esta vez lo pudo hacer porque Rueda hizo el ajuste con el ingreso del ‘Lobo’ Guerra, para traer ese fútbol corto y con buen pie que buenos réditos le ha dado en el certamen continental.

Se juntaron los magos para romper el hechizo en el Morumbí. Ya el venezolano había sentenciado que al goleador había que hacerlo «encajar» pronto en Nacional. Lo cumplieron. Marlos-Guerra-Macnelly fue el tránsito que tuvo el balón para llegar a Borja, quien definió a la perfección ante Denis (81’) tras el pase milimétrico del 10.

Cerrar el partido fue la elección de Rueda, que envió en los últimos minutos a Arias y Blanco. Pero antes de eso hubo espacio para más del fútbol verdolaga, que tiene a la afición soñando con repetir el título del 1989. Fue de nuevo Macnelly el que busco a Marlos, que asistió al Borja con un taco para asegurar el triunfo con su doblete(88’) y poner así un pie en la final de la Libertadores.

Al minuto 57 apareció el Nacional semifinalista. Ese que solvencia superó la primera fase y que dejó en el camino a Huracán y Rosario Central con una mezcla de talento y corazón. Y lo hizo cuando Marlos por fin apareció por el centro, para juntarse con Borja, que tuvo en cuestión de segundos tres opciones claras y más acción que en todo el primer tiempo.

A velocidad pura Marlos limpió el camino para el goleador, que se encontró con el cierre de un Maicon prolijo y que fue importante para el local. Después mostró sus dotes como cabeceador y estrelló el balón en el horizontal, para en una nueva acción hacer protagonista al portero Denis con una de las pocas jugadas que pudo hilar Ibargüen.

A Borja, que hizo expulsar de forma inteligente a Maicon (74’) para facilitar el partido, le había tocado luchar en solitario entre los centrales paulistas porque la escuadra de Rueda se tardó en encontrar su esencia y debió optar por hacer un juego táctico para responder a la vocación ofensiva con la que Sao Paulo arrancó el juego, para hacer figura a Armani.

Y lo fue porque cuando los nacionalistas no conseguían superar la mitad del campo, el argentino resolvió bajo los tres palos con sus atajadas a Mendes y en dos ocasiones a Michel Bastos. Además, tuvo fortuna el equipo paisa cuando se le escondió la puntería a Wesley, Maicon no cobró en tiro libre y Bruno le permitió el cierre a Bocanegra. En esos momentos los sufrió, para luego disfrutar de una victoria clave en las aspiraciones de ganar la Copa.

El partido de vuelta, al que Nacional llega con la ventaja (2-0) sobre el equipo de Bauza y que definirá el finalista de esta serie, se disputará el miércoles 13 de julio en el estadio Atanasio Girardot.

Jeimmy Paola Sierra – AS.COM

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *